La policía más rápida del mundo

A diferencia de lo que ocurre en nuestro país, donde la Guardi Civil no rehúsa el Renualt Laguna dCi, en el resto del mundo existen coches de policía de auténtico infarto desde el Golf GTI hasta nada menos que el Lamborghini Murcielago se ponen al servicio de la ley y el orden

A diferencia de lo que ocurre en nuestro país, donde la Guardi Civil no rehúsa el Renualt Laguna dCi, en el resto del mundo existen coches de policía de auténtico infarto desde el Golf GTI hasta nada menos que el Lamborghini Murcielago se ponen al servicio de la ley y el orden

Las persecuciones policiales en algunos países van a ser historia. Esas escenas de acción que estamos acostumbrados a observar en los típicos programas televisivos de “imágenes de impacto” próximamente serán un género reservado en exclusiva para la ficción. Sólo en el cine podremos apreciar las clásicas largas persecuciones con los grandes, pesados y lentos coches de policía, con facilidad para derrapar y quedarse cruzados en la calzada mientras el protagonista (o el malo) huye despavorido en un atractivo BMW. Van listos los ladrones y sus coches de calle frente a la policía del siglo XXI, que cuenta con una flota de automóviles y motocicletas muy distintos a los que estábamos acostumbrados.


En hoyMotor hemos recopilado una buena selección de auténticos bólidos que están en manos de la Policía de todo el mundo. Desde los Golf GTI de 200cv de Dubai al Lamborghini Murcielago LP640 de la Policía inglesa. Vale, en España nos seguimos conformando con los Renault Laguna dCi de la Guardi Civil de tráfico, pero tiempo al tiempo.


Golf GTI 2.0 TFSI 200cv
En Dubai la flota de automóviles destinados a la policía está compuesta por los Volkswagen Golf. Un coche práctico, seguro y versátil muy apropiado tanto para un uso cotidiano como para realizar viajes largos. Hasta ahí sería todo normal, si no fuera porque la versión elegida para las patrullas no es otra que la GTI, la variante deportiva del Golf. Con su llamativo acabado exterior que incluye llantas de 17 pulgadas y diseño exclusivo o la rejilla del fontal con forma de panel de abeja, los policías no pasan inadvertidos para los jóvenes del lugar. Además, el motor turboalimentado de 2.0 litros de 200cv de potencia, ofrece unas sensaciones deportivas nada reprochables. Acelera de 0 a 100 en menos de siete segundos. Un compacto deportivo de garantías que requiere una media de 8 litros por cada 100 kilómetros en régimen mixto (según datos oficiales). Lástima para los agentes no poder escoger un color más favorecedor que el granate oficial ni poder añadirle un techo solar más “vasilón”.


Subaru Impreza XRW
No habrá trayecto que se le resista a un buen gendarme francés. Como si el infractor al que hay que perseguir es el mismísimo Sebastian Loeb, campeón del mundo de rallies, los agentes galos a bordo de su Impreza XRW están dotados para realizar el tramo de carretera más infernal de la forma más eficaz posible. 280 caballos se ’esconden’ bajo el capó de la versión más radical de esta berlina deportiva, todo un clásico del Mundial de Rallies. Acelera de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos y su estética es fácilmente reconocible. Puede disponer de un alerón trasero de impresionantes dimensiones así como de unas llantas de 18 pulgadas de color dorado. Unas soluciones estéticas que los agentes, desgraciadamente, no pueden incluir en su patrulla, pero a cambio cuentan con la ventaja de que los colores azules van de maravilla en el coche y las luces de la sirena también tienen su encanto.


Lotus Exige
Lejos de occidente, nada menos que en Australia, la moda de incorporar modelos deportivos a la flota de automóviles policiales también se ha desatado. El Lotus Exige es un deportivo que no cuenta con un motor tan potente como los dos coches anteriores, “sólo” dispone de 192 caballos de nada, lo que ocurre es que es un biplaza tan pequeño, ligero y deportivo que sólo pesa 875 kgs. ¡Qué vivan las sensaciones fuertes! La aceleración de 0 a 100 km/h se produce en un santiamén: 5,2 segundos.
Además, el color de este deportivo de diseño original y muy exclusivo es el amarillo con lo que la presencia policial aunque sea la misma en las calles de Sydney, va a parecer que se ha duplicado porque este coche es todo un coleccionador de miradas.


Spyker C8 Spider
Nada menos que con un flamante biplaza descapotable se presenta esta pareja de agentes holandeses para calmar los ánimos en Amsterdam. El cabrio deportivo holandés además de ser un coche de diseño atractivo, dispone de un propulsor con nada menos que 400 caballos. Su ligereza y la rigidez de su chasis le definen como un auténtico deportivo de altas prestaciones. Alcanaza los 300 km/h sin problemas y acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos. Además, los radares no le multan, sino todo lo contrario, las multas las ponen los individuos que van dentro.


Lamborghini Gallardo
Aquí tenemos al protagonista de nuestro vídeo. El nuevo coche patrulla de los policías italianos fue presentado entre una gran expectación y no es para menos. Uno de los coches más bonitos del mercado también está al servicio de la policía y aunque da la impresión de que los colores no le sientan muy bien y las sirenas rompren su cuidada aerodinámica, lo cierto es que el inconfundible sonido de su motor V10 de 500 caballos de potencia o el diseño deportivo del interior son encantos exclusivos de la prestigiosa firma italiana. El comportamiento del coche se aprecia perfectamente en el video. ¡Es sensacional!


Hummer H2 by Geiger Cars
Americano puro y duro, el Sheriff de Texas posa orgulloso en la imagen de al lado de un coche patrulla construido a su medida o más bien a su desmedida, para ser más exactos. Este Hummer H2 realizado por Geiger Cars -expertos en desarrollar las versiones más brutales del Hummer- dispone de un tremendo motor V8 turboalimentado de nada menos que 700cv. A pesar de su volumen, su peso y su acabado tunning, este Hummer acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y su velocidad punta está limitada a 250 km/h de forma electrónica. El consumo en régimen mixto no se han molestado en calcularlo por si se desmayaban del susto.
Con este monstruoso H2 el Sheriff impone autoridad, respeto y lo que haga falta. Las llantas de 28 pulgadas se asemejan más a las ruedas de un camión que a las de un turismo, y permiten a este todo terreno perseguir a los delincuentes (y aplastarlos si es necesario) por cualquier superficie.


Porsche 911 Carrera S
Las carreteras alemanas y austriacas tienen desde hace tiempo unos coches patrulla de verdadero lujo. En las zonas en las que no hay límite de velocidad, algún privilegiado puede pensar que con su bólido sería imposible de detener por cualquier agente, pero nada más lejos de la realidad. Cualquiera que haya viajado por esta zona habrá podido ver estos impresionantes Porsche 911 997 Carrera S. El ya clásico deportivo germano dispone de 355 caballos y toda una serie de componentes mecánicos de exquisita calidad. ¡Dan ganas de pagar por patrullar con esto! El Carrera S acelera de 0 a 100 k/h en 4,8 segundos, y su velocidad punta está cercana a los 300 km/h.


Mercedes CLS Brabus V12
Por si les parecía poco que los agentes germanos y austriacos dispusieran de algún que otro Porsche 911 Carrera S en su flota, este año han escogido un modelo un poco menos deportivo pero más potente todavía para engrosar el garaje de alguna que otra comisaría que empieza a parecerse más a la casa de Beckham que a otra cosa. Esta versión radical del cupé familiar de Mercedes está dotada con la friolera de ¡730 cv!. El motor que empuja del Mercedes es el V12 turboalimentado que le permite alcanzar una velocidad punta oficial de 340 km/h aunque hay imágenes del mismo coche circulando en Alemania a 362,4 km/h ¡Qué barbaridad!


Lamborghini Murciélago LP640
Pero el coche de policía más espectacular y poderoso, aquel que no dejará indiferente a nadie y con el que las persecuciones se convertirán en todo un imposible, no es otro que la última adquisición de Scotland Yard, ¡el Lamborghini más potente del mercado! El Murciélago LP640 no es tan potente como el Mercedes CLS Brabus de los alemanes pero es un superdeportivo en toda regla que ofrece unas prestaciones más elevadas. El Lambo, de 641 caballos, acelera de 0 a 100 km/h en un visto y no visto: 3,4 segundos, es seis décimas más rápido que el Brabus, puestos a medir fuerzas entre los bólidos de policía.

Todos los vídeos de persecuciones los encontrarás aquí:

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba