Noticia

La policía coreana investiga los incendios de BMW

Ampliar

31 de agosto, 2018

Aunque BMW está llamando a revisión a varias unidades afectadas por un defecto que hace que sea probable que se incendien de manera espontánea, las autoridades coreanas están investigando en las sedes de la marca en Corea por la posibilidad de que hayan ocultado datos sobre este defecto.

No se trata de un problema exclusivo de BMW. Audi y Volkswagen también están llamando a revisión a más de un millón de vehículos tras haber detectado defectos que hacen que sea posible que se incendien de manera espontánea. El problema en Corea es que las autoridades creen que puede haber negligencia por parte de BMW al haberse desentendido del problema pese a conocer el riesgo.

Una treintena de agentes de la policía metropolitana de Seúl han irrumpido en la sede BMW para recabar información al respecto, mientras que el Ministerio de Transporte de Corea del Sur también ha iniciado una serie de investigaciones al detectar que no está habiendo un seguimiento por parte de la marca para inspeccionar todos los números de bastidor afectados por estos defectos.

El presidente de BMW en Corea, Kim Hyo-Joon, ha pedido disculpas por este incidente, pero no son suficientes para calmar los ánimos. Más de mil doscientos propietarios de BMW afectados por incendios se han unido en una plataforma para reclamar a la compañía una indemnización de 14.134.000 de euros.

Por qué se incendian los BMW

Hace apenas un año que BMW tuvo que llamar a revisión a más de un millón de vehículos en los EE.UU. por el elevado riesgo de incendio. El problema en aquella ocasión estaba en el cableado del vehículo. En determinadas zonas, la instalación eléctrica no estaba suficientemente protegida y, con el tiempo, se producían cortocircuitos que provocaban los incendios.

El problema actual que se ha detectado no tiene un origen eléctrico sino mecánico. El sistema de recirculación de gases de escape (EGR) tiene un defecto que hace que se produzcan fugas del refrigerante del motor (que contiene glicol) y que éste entre en contacto con el aceite del motor. Esta mezcla, en contacto con algunas partes del motor sometidas a mucha temperatura (colector de escape, turbo, etc.) es propensa a arder y provocar el incendio.

Las autoridades coreanas sospechan que BMW conocía este riesgo pero que no actuó al respecto hasta que el problema se hizo evidente después de varios incendios, lo que supone una clara negligencia y un delito por el que se está investigando a la compañía en Corea.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche