La ocasión del V.O

19 septiembre, 2007, modificada el 24 enero, 2011 por

Con el Euríbor cada vez más caro, muchos hogares españoles ya no pueden permitirse un coche nuevo y optan por el mercado de la segunda mano. Las cifras de ventas en lo que llevamos de 2007 arrojan un empate entre las matriculaciones y los vehículos de ocasión (V.O.). La incorporación de los conductores inmigrantes al parque automovilístico es la otra razón que justifica que, en apenas ocho meses, se haya superado el millón de unidades vendidas.

Con el Euríbor cada vez más caro, muchos hogares españoles ya no pueden permitirse un coche nuevo y optan por el mercado de la segunda mano. Las cifras de ventas en lo que llevamos de 2007 arrojan un empate entre las matriculaciones y los vehículos de ocasión (V.O.). La incorporación de los conductores inmigrantes al parque automovilístico es la otra razón que justifica que, en apenas ocho meses, se haya superado el millón de unidades vendidas.

1



Parece inevitable que este año emule a 2006 donde, por primera vez en la historia, se vendieron más coches de segunda mano que nuevos. Ya no supone ningún desdoro adquirir un automóvil que no esté recién matriculado, aunque todavía haya un porcentaje alto de población donde prima más el «valor emocional» de estrenar un vehículo que la «racionalidad económica» de optar por uno ya usado, como ironizan algunos compraventas.


Lo cierto es que, si se excluye agosto, mes vacacional por excelencia, en los siete primeros meses del año, las ventas del V.O. experimentaron un crecimiento del 7 por ciento, con 953.000 unidades, precisamente cuando la tendencia en las matriculaciones es justo la opuesta: una bajada del 1,4, con algo más de 1,02 millones. Aún la relación está lejos de países como el Reino Unido donde por cada vehículo matriculado se venden casi 4 usados, pero se confirma que la ocasión de la segunda mano ha llegado. Y ante este fenómeno hay algunos datos significativos que conviene matizar.


Las ventas entre particulares son las más numerosas para esta clase de coches. No hay más que volver la vista atrás para comprobar que supusieron 817.000 unidades, frente a las 717.000 operaciones en 2006 anterior, un 14 por ciento más. Una subida que contrasta con la ligera caída experimentada por el mercado de las redes oficiales que comercializaron 556.000 unidades, 20.000 menos que el ejercicio anterior.

Es cierto que en las estadísticas también aparecen las ventas donde hay algún intermediario de la empresa, aunque no un experto del motor, que ofrece automóviles con una antigüedad de dos años, que representaron un 28 por ciento; pero no es menos verdad que las demás se llevan a cabo entre particulares, con anuncios en la calle, en publicaciones o en Internet. Y ello a pesar de que muchos ayuntamientos ya han prohibido los anuncios comerciales en las ordenanzas municipales, so pena de una sanción económica y la retirada del coche cuando se registre una ocupación excesiva de la vía pública.


DEFECTOS GRAVES
La extraordinaria fuerza que tienen las ventas entre particulares presenta un lado menos positivo. Casi el 60 por ciento de los coches adquiridos por este canal tiene algún defecto, frente a un 17 escaso de los comprados en los concesionarios y un 25 de los vehículos comercializados por las empresas multimarca. Y lo peor es que los defectos son graves en más de la mitad de los casos y afectan a la seguridad vial. No en vano, se trata de problemas en los neumáticos y las suspensiones, los sistemas de seguridad pasiva o la carrocería, sobre todo la corrosión y los daños estructurales. Un extremo que no sucede en los V.O. de los concesionarios y las empresas multimarca, donde los fallos sólo tenían la consideración de leves.

Otro aviso para aquellas personas que estén pensando buscar algo muy barato en la segunda mano: cerca del 60 por ciento de los V.O. con defectos tenían más de 6 años. Se trata de esa clase de automóviles que se anuncian con un cartel manuscrito, junto a las aceras de las ciudades, a precios demasiado económicos; gangas desaconsejables, aunque a menudo son los únicos a los que tienen acceso los inmigrantes que ya representan el 10 por ciento del total de ventas. Sólo en 2006 sumaron 160.000 unidades.

En todo caso, el auge de los automóviles de segunda mano no sólo viene avalado por los datos, sino también por la opinión de los conductores. La propia muestra del club recoge que el 84 por ciento de los usuarios valoran esta opción a la hora de buscar un coche. Por otra parte, las ventas de vehículos de ocasión importados registraron un descenso notable en los primeros meses de este año: más del 10 por ciento, sin contar agosto. Las tres cuartas partes de los coches traídos de otro país proceden de los fabricantes. Mercedes-Benz, con más de 15.000 unidades, figura en primer lugar, seguido por BMW y Audi.


CLAVES PARA COMPRAR
1. CUANDO SE COMPRA UN COCHE DE SEGUNDA MANO EN UN CONCESIONARIO O UNA EMPRESA DE COMPRAVENTA:
1.- Se debe pedir la garantía legal de un año como mínimo.
2.- El comprador tiene a su disposición una ficha técnica que permite valorar la oferta, donde deben aparecer datos como el uso anterior, las revisiones mecánicas y si el coche está libre de cargas o gravámenes.
3.- Ganvam tiene en su página web (www.ganvam.es) un contrato de compraventa para evitar las cláusulas abusivas.
2. CUANDO SE ADQUIERE UN VEHÍCULO A UN PARTICULAR:
1.- El comprador no tiene garantía legal.
2.- Sólo el Derecho Civil regula los fallos, pero se puede reclamar únicamente antes de seis meses.
3.- Tampoco hay ninguna seguridad respecto a la manipulación del cuentakilómetros o el historial del coche, como los accidentes o defectos ocultos, pero no se debe olvidar que en los coches con menos de dos años, sí hay una garantía comercial de la marca. Cuando la antigüedad es superior, sólo un porcentaje muy pequeño cuenta con una cobertura comercial.


LOS 7 PUNTOS CAPITALES
1. Se deben comprobar los datos de la primera matriculación para asegurarse de que son ciertos.
2. El cuentakilómetros no puede estar abierto o presentar ningún signo de manipulación. 3. La garantía y la factura de la compra se deben exigir por escrito.
4. Es indispensable enterarse de que el coche no tiene cargas de impuestos o multas pendientes.
5. El número del bastidor debe coincidir con la documentación.
6. El coche ha de tener triángulos de emergencia, chaleco reflectante, un juego de lámparas y una rueda de repuesto en buen estado.
7. Siempre se ha de exigir por escrito la garantía y la factura de compra. El compromiso verbal no basta si se produce alguna avería.


AQUÍ ESTÁN LOS PUNTOS DÉBILES
En las ventas entre particulares los defectos graves más comunes son:
Ruedas, neumáticos y suspensiones: 30%.
-Fuga de aceite y amortiguadores.
-Neumáticos caducados.
-Banda de rodadura del neumático con poca profundidad.

Seguridad pasiva:  28%.
-Defectos en la banda del cinturón.
-Defectos en pretensores del cinturón.
-Defectos en el anclaje de los asientos.

Carrocería:  27%.
-Daños estructurales en bajos.
-Corrosión.
-Daños en el sistema de escape.

Lunas y espejos: 15%.
-Daños en lunas.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba