La Mercedes Sprinter más radical está pensada para trabajar

La Mercedes Sprinter más radical está pensada para trabajar

21 marzo, 2016

El vehículo alemán ha sido modificado para ofrecer un aspecto muy radical, pero también para ser capaz de llevar mucho peso. Pese a su espectacular aspecto, está pensado para trabajar.

Hace un tiempo, ya os presentamos una Mercedes Sprinter ideal para vivir. Hoy os traemos una que está hecha para trabajar. De hecho, este concepto está considerado “la máquina de trabajo definitiva”, que destaca mucho más por su flamante color verde neón.

Bajo el nombre Sprinter Extreme Concept, es difícil distinguir de qué coche se trata debido a las múltiples modificaciones que ha recibido. Tiene un gran espacio de carga, tubos de escape cromados, llantas inspiradas en el Mercedes Clase G,… Vamos, un vehículo muy radical.

Tiene más de seis metros de largo y una altura de 2,41 metros. Su elevada suspensión se une al ya imponente tamaño del vehículo y cuenta con elementos todoterreno como unos neumáticos especiales, luces antiniebla con protectores especiales,… Vamos, que han adaptado a la Mercedes Sprinter para reinar en las superficies más complicadas.

Gracias al propulsor Bluetech diésel de cuatro cilindros que lleva, este vehículo tan extremo es capaz de llevar una carga de 2.355 kilogramos. Además, puede arrastrar 3.400 kg adicionales en un remolque, por lo que puede servir, prácticamente, para cualquier tipo de trabajo. Otra cosa es que no quieras ser visto desde la lejanía debido a lo llamativo de su diseño.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba