La mayoría de las multas en 2016 no afectaban a la seguridad vial

La mayoría de las multas en 2016 no afectaban a la seguridad vial

Según un informe de AEA (Automovilistas Europeos Asociados), la mayoría de los 2.705.893 de denuncias tramitadas por el Ayuntamiento de Madrid a los conductores (por un valor económico de 279.459.510 €), no se debieron a causas que supusieran un riesgo para la seguridad vial.

A lo largo de 2016, el Ayuntamiento de Madrid formuló 2.705.893 denuncias por un valor económico de 279.459.510 € según el último informe publicado por AEA. Esto supone un incremento en las sanciones de tráfico respecto al ejercicio de 2015 de nada menos que el 28% en el número de denuncias y del 35% en la recaudación económica de las mismas.

Como en años anteriores, la mayoría de las infracciones cometidas en la ciudad de Madrid nada tienen que ver con la seguridad vial (velocidad, semáforos, alcohol y drogas, uso del teléfono, casco o cinturón), y sí con la movilidad, ya que el 52,7% de las denuncias formuladas (1.428.365 denuncias) se refieren a estacionamientos prohibidos (ver listado adjunto).

En el informe de AEA se observa una notable disminución de las denuncias por estacionamientos prohibidos en carga y descarga (-17,3%) y  carril bus (-3,8%), así como de las denuncias formuladas por infracciones al SER (-2,5), especialmente por rebasar el tiempo de estacionamiento abonado (-8,7%).

Por contra, han tenido crecimientos espectaculares la denuncias por estacionamientos en zonas peatonales (549,7%), doble fila (57,4%) y en medio de la calzada (33,5%).

Por no respetar las medidas contra la contaminación se formularon 12.945 denuncias por importe de 1.165.150 €.

Aumentan las sanciones graves y las pérdidas de puntos

Respecto a la gravedad de las infracciones se ha modificado significativamente la distribución porcentual, bajando cinco puntos las denuncias calificadas como leves(67,3%) y aumentando en idéntica proporción las calificadas como graves (32,3%).

Este cambio se ha debido fundamentalmente a la disminución de las denuncias por estacionamientos prohibidos y al importantísimo incremento de la denuncias por foto-rojo, que en el último año se han incrementado un 136%.

Las infracciones calificadas como muy graves no llegan al 0,4% de las denuncias formuladas, siendo el alcohol y las drogas la infracción prevalente en este grado máximo.

Relacionado con el tipo de infracción cometida en la capital, el informe de AEA revela que han aumentado los conductores madrileños que pierden puntos, pasando del 3,8% de las denuncias  con detracción de puntos en 2015, al 5,3% en 2016.

AEA explica que este incremento de denuncias con detracción de puntos se ha debido fundamentalmente a la incorporación de 19 nuevos “foto-rojo” en diversas intersecciones de la capital, que han conseguido duplicar el número de denuncias formuladas por este sistema automatizado de detección de infracciones (51.357 denuncias  frente a 21.749 de 2015).

Además, el informe de AEA señala que los controladores del SER formulan la mayoría de las denuncias en Madrid, un 45%, frente al 29,6% que firma la Policía Municipal, o el 24,6% que corresponden a denuncias de los Agentes de Movilidad. El SACE, formuló el 0,8%.

 

Prevalece el afán recaudatorio frente a la seguridad vial

En relación con el importe medio de la multas impuestas en Madrid, el informe de AEA señala que durante 2016 las multas en Madrid se han encarecido 5 € pasando de 98 € a 103 euros.

Por último, el informe de AEA destaca que a pesar del importante incremento en el número de denuncias formuladas en 2016, cerca de un 30%, la política sancionadora del Ayuntamiento de Madrid no ha tenido efectos positivos sobre los accidentes de tráfico, que han aumentado, pasando de 11.782 en 2015, a 12.383 en 2016.

También han aumentado un 46% los fallecidos por accidentes de tráfico: 35 muertos frente a 24 en 2015.

A la vista de estos datos, AEA considera que el Ayuntamiento de Madrid debe replantearse su política sancionadora ya que las multas de tráfico no están cumpliendo con una finalidad correctora de las conductas infractoras, ni consiguen reducir las cifras de siniestralidad.

En opinión del presidente de AEA, Mario Arnaldo, el Ayuntamiento de Madrid, lo único que está consiguiendo bajo la bandera de la movilidad y la seguridad vial es convertir las multas de tráfico en instrumento de recaudación”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba