Noticia

¿Cómo sería la moral del coche autónomo?

2 fotos

Ampliar

26 de octubre, 2018

El coche autónomo está planteando más retos legales y morales que técnicos a la sociedad. Para ello se ha creado lo que se conoce como máquina de la moral y los resultados de los usuarios son sorprendentes. ¿Atropellarías a una persona antes que a un perro?. No respondas todavía, ya verás por qué.

En nuestro reportaje «Asesinar o suicidar, el dilema del coche autónomo» ya te anticipamos qué era la máquina de la moral y cómo participar en sus pruebas y ensayos. Ahora llega el momento de ver los resultados y las conclusiones obtenidas después de millones de ejercicios realizados por voluntarios y algunos sorprenden.

Más de dos millones de personas diferentes y de 233 países han participado en esta encuesta a nivel mundial basada en los principios de la máquina de la moral para ver cómo debería reaccionar un vehículo autónomo ante dilemas de seguridad.

La clave del asunto es el dilema ético que se plantea cuando una inteligencia artificial tiene que decidir entre la vida de los pasajeros que van a bordo o la de las personas que lo rodean, lo que se denomina «Trolley Problem».

Resultados sorprendentes de la máquina de la moral

La mayoría preferiría atropellar a un delincuente antes que a un perro.

1 fotos

Ampliar

La mayoría de los resultados registrados por el equipo de «Moral Machine» han sido muy previsibles. Las personas de todo el mundo prefieren salvar seres humanos antes que animales, a los jóvenes antes que a las personas mayores, a los defensores de la ley antes que a los infractores o salvar a un grupo antes que a un individuo.

Sin embargo, han sorprendido algunas diferencias regionales. Por ejemplo, los países latinoamericanos valoraron a los jóvenes mayores de edad, mientras que los países asiáticos tendieron a hacer lo contrario, y los países más pobres tendieron a prestar mucha menos atención a los peatones imprudentes que en los países más ricos.

Lo primero que los protagonistas de los ensayos siempre quieren salvar es la vida de los niños, lo menos atropellado ha sido una silla de bebé, mientras que lo más prescindible parecen ser los gatos, seguido de los maleantes. La mayoría de los ejercicios en los que se planteaba el dilema de atropellar a un perro o a un atracador acababan con el delincuente bajo las ruedas del vehículo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche