Noticia

La mala conservación de las carreteras sale cara

Ampliar

30 de julio, 2015

La mala conservación de la red de carreteras provoca unas pérdidas estimadas en 2000 millones de euros por la patronal de ingenierías. Riesgos de accidente, retrasos, averías y un mayor coste en la reparación de las vías deterioradas son las causas.

Según el informe elaborado por la patronal de ingeniería Fidex, en la segunda fase de la operación salid del verano de 2015 realizaremos más de 43 millones de desplazamientos a lo largo de los 165.000 km de carreteras de la red nacional. En los últimos años, el mantenimiento de las infraestructuras ha sido claramente deficiente, lo que ha provocado un notable deterioro de las mismas. Para Fidex, la mala conservación de las carreteras sale cara. Nada menos que 2000 millones de euros más de gasto debido a las pérdidas que provoca el circular por vías en mal estado.

Las principales causas de ese sobrecoste estimado por Fidex son el aumento del consumo de combustible (provocado por el mayor rozamiento y los baches de la calzada), las averías mecánicas provocadas por circular por zonas bacheadas, las pérdidas originadas por retrasos y averías en el transporte pesado y la probabilidad mayor de siniestros.

Unos costes extras que también se puede ahorrar el Estado si aumentara su inversión en mantenimiento y conservación de la red viaria, en tanto conservar es un 70% más económico que reconstruir de cero. En los últimos años, España ha reducido su inversión en infraestructuras hasta el 1,3% de su PIB, la mitad que otros países desarrollados, que la han dejado en el 2,5% a pesar de la crisis.

Para la patronal existen unos mínimos imprescindibles que no se deben descuidar en el mantenimiento de las carreteras:

  • Resistencia de rozamiento y textura del pavimento: no sólo afecta al consumo del vehículo, desgaste de neumáticos, etc., también provoca riesgos como el aquaplanning al tener una menor capacidad de drenaje y favorecer la formación de charcos y balsas de agua.
  • Señalización: tanto la pintura de la calzada como las señales verticales son un elemento de seguridad no negociable para Fidex.
  • Eliminar fisuras y baches: las grietas en el pavimento y los baches favorecen y aceleran la degradación total del aglomerado. Mantener a raya estos defectos evita males mayores en un futuro. Es más barato tapar una fisura que tener que reasfaltar todo un tramo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche