Noticia

La industria automovilística pide a la UE que resuelva la crisis de deuda

Ampliar

05 de diciembre, 2011

La ACEA ha pedido a los líderes europeos la adopción de medidas que resuelvan la crisis de deuda y logren restaurar la estabilidad económica en una industria automovilística que presenta síntomas de recuperación desde 2008.

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) ha pedido a los líderes europeos que adopten medidas para resolver la crisis de deuda y restaurar la estabilidad económica, y ha alertado de que las turbulencias amenazan de nuevo con socavar el buen rendimiento de la industria automovilística, que ya se había recuperado de la crisis de 2008.

En su informe de recomendaciones, el grupo ha pedido una mayor coordinación de los incentivos financieros que ofrecen los Gobiernos por la compra de coches poco contaminantes con el objetivo de facilitar la producción a gran escala de vehículos limpios. Estas ayudas no deben favorecer a una tecnología respecto a otra, sino que deben basarse en datos objetivos, como las emisiones de CO2 de los vehículos. El grupo ha reclamado además un «apoyo importante» para la investigación en tecnologías limpias en el sector automovilístico y también para el despliegue de las infraestructuras necesarias, como puntos de carga para los coches eléctricos.

“El éxito de los constructores automovilísticos europeos en los mercados de los terceros países debería inspirar al resto de sectores industriales. No obstante, debemos asegurarnos de que este éxito continúe. Por ello, hay que garantizar que la industria de la UE conserve su primer lugar en el dominio de las tecnologías para vehículos limpios. Nada de esto será posible sin un compromiso fuerte a favor de la innovación continua”, ha dicho el comisario de Industria, Antonio Tajani.

El informe reclama que la industria de la UE se beneficie de condiciones de competencia idénticas en todo el mundo. Por ello, reclama que los acuerdos de libre comercio conduzcan a un desmantelamiento tarifario completo y a la supresión de obstáculos no tarifarios. Además, pide la introducción de un sistema a escala mundial para la homologación de vehículos.

El grupo propone además limitar el ruido causado por los vehículos, definir un procedimiento de medida de las emisiones y del consumo de carburante que se base más en la conducción en condiciones reales y utilizar un método apropiado para evaluar las emisiones de CO2 de los pesos pesados.

También puede que te interese el futuro de las ventas de coches en España

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche