La DGT incrementa la vigilancia del transporte escolar

La DGT incrementa la vigilancia del transporte escolar

19 febrero, 2018

La Dirección General de Tráfico intensificará la vigilancia de los autobuses escolares desde hoy hasta el viernes 23 de febrero. Con esta campaña se busca prevenir accidentes provocados en su mayoría por la velocidad, el uso de teléfonos móviles y el consumo de alcohol o drogas al volante.

Desde hoy y hasta el viernes 23 de febrero, los autobuses dedicados al transporte escolar serán vigilados con especial atención por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Esta especial vigilancia está dentro de las campañas de seguridad vial que anualmente realiza la Dirección General de Tráfico (DGT) para prevenir accidentes en este tipo de transporte.

Principales factores de accidentes: velocidad inadecuada y distracciones

La campaña tendrá una duración de cinco días, durante este período los agentes comprobarán que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos y, además, se verificará que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

Según Gregorio Serrano, director de la DGT  “con este tipo de campañas recordamos a los padres el derecho a exigir a los centros educativos o a las asociaciones de padres para que los autobuses que se encarguen del transporte escolar cumplan todos los requisitos normativos para realizar este tipo de transporte”

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos. Este es uno de los motivos por lo que se controlará especialmente que se circule a la velocidad permitida.

Además,  se controlará que no se hace uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción. También se incrementarán los controles de alcohol y otras drogas entre los conductores.

La mayoría de accidentes se producen al subir o bajar del autobús

El transporte escolar tiene un índice de accidentalidad bajo, y dentro de este porcentaje, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o justo en los instantes inmediatos.

Desde la DGT hacen especial hincapié en el papel que juegan los padres a la hora de prevenir los accidentes. La institución recomienda que los padres respeten las paradas y que no esperen a los niños al otro lado de la calzada.

El uso del cinturón en los autobuses podría reducir las lesiones mortales en un 90% en caso de choque frontal o vuelco, ya que evita la proyección del pasajero (adulto o niño) y reduce los impactos en el pecho, abdomen y piernas. Por eso, desde octubre de 2007, se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados estos sistemas de retención.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba