La gente quiere coches que se reparen solos

La gente quiere coches que se reparen solos

29 febrero, 2016

IBM presentó un estudio en el pasado Salón de Detroit en el que quiso plasmar cómo creían los encuestados que debería ser el coche de la próxima década. La mayoría consideró que debería tener la capacidad de autodiagnosticarse en caso de avería y también cambia el concepto de propiedad del coche.

Las nuevas tecnologías están cambiando de manera notable la sociedad en la que vivimos, los adolescentes ya no tienen como máxima prioridad sacarse el carnet de conducir y tener su propio coche para moverse. El automóvil está pasando de ser algo deseado a ser un mero medio de transporte y empieza a no parecer tan interesante para la mayoría el tener uno en propiedad. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado un informe presentado por IBM en el pasado Salón de Detroit, pero no es la única ni la más sorprendente.

Para realizar el estudio, IBM encuestó a 16.500 automovilistas de 16 países diferentes y les preguntó sobre cómo creían que sería el coche de la próxima década gracias a las nuevas tecnologías. La mayoría de los encuestados (el 59%) señaló que la principal ventaja sería la capacidad de que el propio coche se autodiagnosticase. Gracias a las nuevas tecnologías el automóvil podría estar conectado a una red de información en la cual se tuviesen en cuenta los síntomas de los fallos que los distintos sensores del vehículo captasen. Teniendo en cuenta sus datos y los compartidos en esa “nube”, el propio coche debería saber cuál es el problema que tiene y seguir funcionando obviando ese fallo, paliándolo en la medida de lo posible o, en el caso de no poder solucionarlo por sí mismo, saber identificar de manera concreta el fallo y así reducir el tiempo de diagnosis en el taller.

Por otro lado, pese a que la venta online cada vez gana más adeptos, la mayoría de los encuestados (el 67%) consideran que la compra de un coche es una decisión lo bastante seria, que requiere un importante desembolso, como para adquirirlo sin verlo o probarlo, por lo que siguen prefiriendo el acudir a un concesionario para la compra del coche.

Aunque la mayoría de los encuestados sigue prefiriendo tener el coche en propiedad, cada vez está creciendo más el número de automovilistas que consideran otras alternativas como más aconsejables, como los alquileres a largo plazo (el 42%), el alquiler bajo demanda- similar al concepto de car2go–  o incluso la multipropiedad.

En este último campo Ford está llevando a cabo una prueba en Austin (Texas, EE.UU.) denominada Ford Credit Buyers en la cual pueden adquirir un único vehículo un grupo de personas de forma conjunta. Este método es válido para un grupo de entre 3 y 6 personas (familiares, amigos, comunidad de vecinos, etc.) que adquieren un mismo coche en un régimen de alquiler a largo plazo (24 meses) y asumen la organización del tiempo que cada uno puede disponer de dicho vehículo, así como su mantenimiento, gastos… proporcionales en función del uso. Para llevar a cabo un control, tanto de la disponibilidad o la ubicación del coche como de que cada usuario ha asumido su responsabilidad y mantiene el coche en buen estado, con combustible, etc., se dispone de una aplicación creada para tal fin.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Igar73 29 febrero, 2016

El fin del \”está rota la juntula de la trocola embragaria\” está cerca y llega el \”como no ha actualizado a la versión 7.3.5.abc del SO del script de la app que usa el coche para determinar si acciona la dichosa juntula de la trocola embragaria\” jejejeje :)…

Rubén Fidalgo 29 febrero, 2016

Ahora mismo ya existe un problema claro de formación en los talleres (y en las escuelas de FP) sobre los sistemas electrónicos que hay en el coche moderno… lo que se avecina mete pánico. Si ya para encontrar un taller que sepa reparar un fallo en la red CAN-BUS de un coche es una quimera, no me quiero imaginar lo que sucederá con todas estas APPS integradas en el coche… si ya son un problema la humedad en los conectores, el frio, el calor, los golpes, las vibraciones… ahora se suman los posibles virus informáticos… acabaremos echando de menos las palancas y los cables.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba