Noticia

La gasolina y el gasóleo suben justo antes de las vacaciones

Ampliar

28 de junio, 2013

Los precios de ambos combustibles han iniciado el verano con subidas tras cuatro semanas consecutivas de bajadas. El litro de gasolina cuesta en la actualidad 1,42 euros, mientra que el de gasóleo se eleva hasta 1,33 euros.

Los precios de la gasolina y del gasóleo han iniciado el verano con subidas semanales del 0,07% y del 0,5%, respectivamente, después de haber registrado cuatro semanas consecutivas de bajadas durante este mes de junio, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

La Dirección General de Trafico (DGT) pondrá en marcha este viernes su operativo especial para hacer frente a los más de 80 millones de desplazamientos previstos para este verano, dos millones más que en el verano pasado. Tras estos leves incrementos, la temporada estival comenzará este fin de semana con unos niveles de precios un 5,7% superiores a los de hace un año en el caso de la gasolina y del 3,7% en el del gasóleo.

El litro de gasolina cuesta 1,425 euros de media y cerrará el mes con una bajada del 0,8%, a pesar de que en la última semana se ha encarecido en 0,1 céntimos y de que cuesta en la actualidad un 1,7% más que a comienzos de año. Por su parte, el gasóleo alcanza un precio de 1,333 euros el litro y no solo cierra el mes con bajadas, del 1,1%, sino que acumula un descenso del 2,1% con respecto a enero. La ampliación de las refinerías de Cartagena y Bilbao están mejorando la competitividad relativa de este producto con respecto a la gasolina.

Precios del combustible en Europa

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,564 euros, y a 1,602 euros en el caso de la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,419 euros de media de la UE de los 27, y a 1,407 euros en la zona euro.

El menor nivel de precios finales en España con respecto a los países del entorno se debe a que el país, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos autonómicos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche