La forma más original de reciclar neumáticos

La forma más original de reciclar neumáticos

Continental y Turfcord se alían con el fin de crear un casco de caucho para caballos que ofrece importantes ventajas frente a las herraduras metálicas convencionales.

La marca alemana especializada en neumáticos y componentes Continental ha ideado la manera más original y práctica de reciclar sus compuestos de caucho. Junto con Turfcord, la compañía ha lanzado una innovadora protección para los cascos de los caballos que ha sido galardonada con el premio equino Innovation Pferd.

Gama Continental 6: mucho más que neumáticos

Este elemento ofrece unas ventajas importantes frente a las habituales herraduras metálicas. Algunas de las que podríamos mencionar se resumen en un tiempo mayor de duración (hasta ocho semanas), una mayor ligereza, mejoras en el modo de andar del animal (las herraduras convencionales reducen la zancada hasta en un 10%) o la ausencia de clavos para su sujeción. El protector de caucho se instala elásticamente y permite el crecimiento natural del casco, mientras que evita al caballo el estrés que experimenta durante el herrado y al herrador el laborioso trabajo artesanal.

La experiencia de Continental en neumáticos y caucho lo ha hecho posible

El representante de Turfcord Erich Buschmann se ha mostrado orgulloso del premio: “Para nosotros era importante crear una alternativa a las herraduras que ofreciera una protección duradera para las pezuñas sin todos estos inconvenientes. Gracias a un duro trabajo de desarrollo hemos alcanzado este objetivo. Todo el equipo se enorgullece de que el potencial de Turfcord haya sido reconocido y premiado con este galardón.”

Por su parte, el director de ContiTech Vibration Control (taller que lleva años colaborando con Turfcord y que ha sido esencial para llevar a cabo el proyecto), Kai Frühauf, ha dicho que gracias a su experiencia se han podido realizar las optimizaciones necesarias para lanzar el protector de caucho. “Esta protección está disponible en dos diseños para cascos delanteros y traseros, cada uno en doce tamaños. Los herradores pueden aplicarlo a las pezuñas usando un adhesivo especial en las sesiones de cuidado de las pezuñas. Durante el trabajo normal de recorte se pueden quitar con tenazas y escofina sin producir dolor al animal para, posteriormente, reemplazarlo. La protección tiene una duración de seis a ocho semanas, tiempo en el que aliviará la tensión en las articulaciones del caballo y podemos hacerle sentir como si no llevara herraduras”, asegura.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba