Noticia

La fermentación también sirve para crear combustible

Ampliar

25 de enero, 2016

El proceso de fermentación, famoso por ser utilizado para producir cerveza, ha sido descubierto como una manera rentable y eficiente de crear octano y hexano.

Dicen que la cerveza es muy nutritiva, lo suficiente como para alimentar a un hombre. Eso sí, ¿podría dar a un coche la energía que necesita para poder moverse? Según la Universidad de Maryland (EE.UU.), es posible.

Un equipo de investigación liderado por Richard Kohn ha sido galardonado por conseguir fermentar biomasa y gases en hidrocarburos mediante el uso de microorganismos naturales.

¿Cómo lo han conseguido? Separando los combustibles de la biomasa a través de un caldo de fermentación. De este modo, aíslan y crían microorganismos que se alimentan de hidrógeno y CO2 para después excretar hexano u octano.

Bajo el nombre de biomasa ‘Cellulostic’, se puede extraer de plantas vivas, muy comunes en la industria manufacturera y que además, son biodegradables.

Resulta más rentable y eficiente que destilar grano de maíz o cualquier otra materia prima. Su trabajo está publicado en el Journal of Theoretical Biology y esperan, investigando más a fondo su proceso, mejorar los resultados… Aunque para eso necesitarán fondos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche