Noticia

La falta de examinadores de la DGT colapsa las autoescuelas

2 fotos

Ampliar

25 de abril, 2017

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) denuncia la falta de examinadores de la DGT, algo que está mermando y colapsando el proceso de formación vial en numerosas autoescuelas. Piden 324 funcionarios más para lograr el correcto funcionamiento del sistema.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha mostrado su preocupación por el déficit existente de examinadores de la DGT. Teniendo en cuenta que estamos a las puertas del verano, un período muy alto de solicitudes en las autoescuelas, la Confederación asegura que podría estar a punto de producirse un colapso en el sistema de Formación Vial en España. Sobre todo en determinadas provincias, como Alicante, Baleares, Barcelona, Ciudad Real, Cuenca, Girona, La Rioja, Lleida, Madrid, Navarra, Tarragona y Valencia, que suponen el 48% de permisos expedidos y están sufriendo retrasos de hasta un mes a la hora de realizar un examen.

La actual plantilla de funcionarios examinadores, que según la CNAE está congelada desde el último lustro, cuenta con 756 personas. Sin embargo, el representante de los profesionales considera urgente la incorporación de al menos 213 funcionarios más, lo que, además, resultaría rentable para el Estado, ya que en 2016 se sumaron 114,4 millones de euros por tasas de examen. No obstante, teniendo en cuenta que cada examinador puede llevar a cabo 13 pruebas diarias (11, en el período estival), se necesitarían un número mayor para lograr un normal funcionamiento; en concreto, 324 funcionarios más.

Manifestación de autoescuelas en las puertas de la DGT.

2 fotos

Ampliar

La carencia de los examinadores, tal y como denuncia la CNAE, está suponiendo la privación de entre 600.000 y 900.000 exámenes anuales. Y por si fuera poco, además de perjudicar al propio sistema formativo, damnifica a los aspirantes a la hora de acceder a empleos que requieren carné de conducir o desplazarse de forma autónoma con un vehículo.

De no revertirse la situación, todo esto podría derivar en numerosos despidos de trabajadores e, incluso, en cierres de autoescuelas. El presidente de la CNAE advierte que «lo hemos repetido por activa y por pasiva: cuando vuelva la temporada alta y aumente considerablemente la demanda de los permisos de conducir, un número importante de jefaturas sufrirá un colapso en las pruebas de circulación.»

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche