Noticia

Europa endurecerá la homologación de vehículos

Ampliar

19 de abril, 2018

La Eurocámara aprobó ayer las nuevas normas que endurecen el sistema europeo de homologación de vehículos. Con ello se pretende evitar que puedan volver a suceder abusos por parte de los fabricantes como el escándalo del fraude de las emisiones de Volkswagen desvelado en 2015.

Como suele decirse, siempre pagan justos por pecadores. El escándalo en el fraude de las emisiones destapado hace casi 3 años ha puesto en alerta a los políticos en Europa y ayer se pusieron de acuerdo para endurecer las condiciones para poder homologar un nuevo vehículo en la Unión Europea.

Con un total de 547 votos a favor, 83 en contra y 16 abstenciones, la Eurocámara ha aprobado el nuevo reglamento, que ahora debe recibir el visto bueno de los Estados miembros. Estas nuevas reglas entrarán en vigor el 1 de septiembre de 2020.

Así, las normas aclaran las responsabilidades de autoridades nacionales, centros encargados de controles y organismos de supervisión del mercado, con el objetivo de reforzar su independencia y evitar conflictos de intereses.

En concreto, obligan a cada país a realizar un número mínimo de inspecciones de vehículos cada año, por ejemplo, uno por cada 40.000 vehículos matriculados en ese país en el ejercicio anterior. Además, al menos el 20% de esos controles deberán evaluar el nivel de emisiones contaminantes.

En qué se endurece la homologación  de vehículos en Europa

La nueva normativa da el poder a la Comisión Europea de efectuar controles e inspecciones por su parte para verificar el cumplimiento de la legislación, ordenar la retirada de algún modelo si fuese necesario e imponer sanciones de hasta 30.000 euros a los fabricantes por cada vehículo que no cumpla con las reglas.

De la misma forma, el reglamento introduce un nuevo régimen de inspecciones con la idea de garantizar que los vehículos mantienen durante toda su vida útil un nivel de emisiones contaminantes dentro de los límites permitidos. Además, los servicios técnicos que se encargan de la verificación serán sometidos a auditorías periódicas e independientes.

Los propietarios de los vehículos, además, tendrán derecho a un reembolso si se ven obligados a reparar si coche para arreglar defectos que posteriormente obliguen a retirar el producto.

Por último, los talleres independientes tendrán que tener acceso a toda la información necesaria sobre los vehículos para poder competir en condiciones de igualdad con los fabricantes y contribuir así a que bajen los precios de sus servicios.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche