Noticia

La etiqueta obligatoria causará grandes pérdidas para las empresas de alquiler

2 fotos

Ampliar

24 de abril, 2019

Hoy, miércoles 24 de abril, ha entrado en vigor la obligatoriedad de llevar pegado en los vehículos la etiqueta medioambiental. Este hecho supondrá unas pérdidas de más de dos millones de euros para las empresas especializadas en alquiler de coches.

Areval, la asociación que agrupa a cinco grandes empresas de alquiler de coches en España (Avis, Enterprise, Europcar, Hertz y Sixt), ha anunciado que la obligatoriedad de llevar la etiqueta medioambiental en todos los coches (en vigor desde hoy), supondrá un desembolso de más de dos millones de euros anuales para estas empresas.

Te puede interesar: Desde hoy es obligatorio llevar instalado el distintivo medioambiental

Si bien la asociación está a favor de la iniciativa de Madrid Central, afirma que el criterio de criba del tráfico en función del distintivo que tenga cada coche es “anacrónico” e “inoperativo”.

Para una empresa de rent a car, tener inmovilizada su flota de vehículos hasta que estos reciban los distintivos ambientales puede suponer una pérdida de más de un millón de euros. Además de este millón, hay que tener en cuenta el otro millón que deberán pagar por adquirir las pegatinas.

La etiqueta medioambiental puede suponer pérdidas de más de dos millones de euros

1 fotos

Ampliar

Aneval pide que el sistema esté informatizado

Si tenemos en cuenta que las instalas en 150.000 coches cada siete meses, las empresas deberán hacer una inversión de alrededor de otro millón de euros sólo para cubrir todos sus coches. Además, dado que su flota está repartida por todo el territorio nacional, pero que puede acabar operando en Madrid en cualquier momento, deberán preparar otras 100.000 etiquetas más para instalar en sus coches por si acceden a la capital.

A estos gastos hay que sumarle los costes extra que pueden derivar de la instalación de las pegatinas. Uno de estos gastos adicionales puede ser el de reponer las pegatinas robadas, una fechoría que cada vez es más habitual entre algunos usuarios para pegarlas en sus propios coches y así pasar desapercibidos en caso de entrar en Madrid Central.

Después de exponer todos estos inconvenientes, Aneval pide al Ayuntamiento que elimine la obligatoriedad de la etiqueta física y que todo sea informatizado. La asociación no cree que esto fuera un problema, puesto que la ITV o la aplicación de las tarifas de aparcamiento en función del tipo de coche ya funcionan de esta manera.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche