La estación de metro de París dedicada a Citroën

La estación de metro de París dedicada a Citroën

La estación de metro de Javel en París está ubicada donde en su momento estaba la sede y principal fábrica de Citroën. Ahora estrena una nueva imagen dedicada a la historia de la marca de los chevrones, pero no es la primera vez que Citroën forma parte del transporte público francés, ya lo verás.

El fundador de Citroën, André Citroën, fue todo un visionario en su época. Podría decirse que fue pionero en eso de la publicidad. Tal vez su cartel más conocido fuese el luminoso de 300 metros que cubría toda la torre Eiffel en París, pero lo cierto es que toda Francia estaba plagada de señales con el logo de Citroën.

La marca francesa se gastó una pequeña fortuna en señales de tráfico de acero esmaltado para sembrar las calles y carreteras. Todas tenían los chevrones de Citroën y alertaban sobre la necesidad de reducir a velocidad cerca de un colegio, de hacer un stop, etc. Muchas de estas señales de tráfico todavía sobreviven, aunque la mayoría han sido retiradas para adaptarse a las nuevas normativas. Citroën ha estado muy presente siempre en el transporte en Francia, así que no es de extrañar que la RATP (Empresa Autónoma de Transportes de París) haya colaborado para hacer un homenaje a Citroën en una de sus estaciones de metro, que, además, es muy especial, como verás a continuación.

La estación de metro de Javel-André Citroën cambia de imagen

Antigua factoría de Citroën ubicada en Quai Javel.
Antigua factoría de Citroën ubicada en Quai Javel.
Ampliar

La estación del metro de París de Javel-André Citroën está ubicada donde en su día se encontraban los cimientos de la sede principal de producción de Citroën, así que está más que justificado que esta parada sea algo así como un pequeño museo de la compañía.

No es la primera vez que la RATP rinde homenaje a Citroën en esta parada, algo que ya hizo hace tres décadas, pero ahora ha renovado por completo la estación y sus andenes lucen de otra manera.

El nombre del barrio de Javel proviene de otra marca. A finales del siglo XVIII se estableció en esa ubicación una fábrica de productos químicos que producía un blanqueador llamado Javel, de ahí el nombre. Con la primera década del siglo XX, André Citroën se hace con los terrenos y eleva su principal centro de producción, Quai-Javel, dedicado en un principio a la fabricación de obuses para el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial y más tarde a la fabricación de automóviles, concretamente en 1919.

Como ves, se está a punto de celebrar el primer centenario de historia de los automóviles Citroën, así que esta nueva imagen de la estación de metro de Javel tiene especial sentido.

Desde la entrada en la estación, los paneles informativos recuerdan la historia de André Citroën y la del barrio de Javel. A nivel de los andenes, un gran friso retrata la historia de Citroën con fechas clave y con fotos de los modelos emblemáticos de la marca. Esta original decoración conjuga hábilmente el ADN de Citroën con el de la RATP integrando, como una línea de tiempo, el grafismo de una línea de metro. Otro elemento inédito de esta nueva decoración son las tres pantallas táctiles que permiten a los viajeros acceder al portal Citroën Origins, el museo virtual de Citroën. Los interesados podrán sumergirse aún más en la historia de la marca a través de las vistas 360° de sus modelos, y también fotos y anécdotas.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba