Noticia

La espía en un mundo de hombres

5 fotos

Ampliar

31 de octubre, 2007

...Surge lo que yo denomino el “Bond Effect”: sucede con los espías, especialmente con las féminas espías, por lo que he podido comprobar ,ya que a los hombres parece fascinarles la combinación de mi trabajo y que sea mujer...

surge lo que yo denomino el “Bond Effect”: sucede con los espías, especialmente con las féminas espías, por lo que he podido comprobar ,ya que a los hombres parece fascinarles la combinación de mi trabajo y que sea mujer.

Han pasado 12 semanas fatigantes desde que comenzó oficialmente la temporada de tests estivales, he sumado unos 32.000 kilómetros a mi coche y cuatro cambios de aceite. No importa a dónde me dirijo, allí por donde paso me encuentro con mis rivales, otros espías que tratan de cazar los mismos coches que yo persigo. Y honestamente cuento que solamente uno de cada 10 paquetes de fotos-espía se vende realmente, -las probabilidades de darles salida son incluso más escasas en esta época del año- .

Pero yo tengo un método de trabajo diferente que los demás: mientras ellos tratan de atrapar la imagen desde detrás de los arbustos, casetas de perros u otros escondites varios, yo intento acercarme un poco más… a veces, mucho más. Y me gusta pensar que siempre consigo la mejor foto e inlcuso que pueda llegar a ser única.



Y sí, me han llegado a amenazar psicológicamente una o dos veces y mi hijo fue en una ocasión el objetivo de dos ingenieros no demasiado agradables a bordo de dos potentes prototipos. Pero entonces surge lo que yo denomino el “Bond Effect”: sucede con los espías, especialmente con las féminas espías, por lo que he podido comprobar ,ya que a los hombres parece fascinarles la combinación de mi trabajo y que sea mujer.

Si en un primer momento tratan de bloquearme desde todos los ángulos, un minuto después se sienten atraidos como abejas por la miel, paso yo a ser objetivo de sus cámaras, se acercan incluso a pedirme autógrafos y desde los ingenieros de AMG hasta los de Veyron me han invitado a salir, una vez que sus a prototipos se los traga el secretismo de la noche. ¿No es extraña la vida?.

Y esto no es exactamente un viaje hacia mi ego, pero casi como Britney y Paris Hilton, ¡a veces parece que me apuntan más cámaras a mí que a Nicole Richie!. Estoy segura de que a mis compañeros les entra la risa y piensan que así no hay forma de que pueda realizar mi trabajo. Sin embargo, es más bien todo lo contrario… ¡Ninguno de ellos puede acercarse tanto o recibe las ofertas que a mí me llegan!.


*Brenda Priddy es la principal provedora de imágines-espía en Estados Unidos. Además ha sido capaz de montar toda una red en su país, de la que Automedia obtiene muchos contenidos y fotos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche