Noticia

La DGT te recuerda cómo conducir con viento fuerte

Ampliar

05 de marzo, 2020

El viento es quizás el fenómeno meteorológico que menos nos asusta cuando estamos conduciendo un coche. Pues no debería ser así. Es cierto que sus niveles de peligrosidad son, a priori, menores que los de una lluvia intensa, una nevada o la presencia de hielo en la carretera, pero eso no tiene que hacer que perdamos la concentración o nos relajemos en exceso al volante.

Puede que te interese: Aprende a conducir con lluvia y evita accidentes

Consciente de ello, y ante los últimos episodios de grandes rachas de vientos que están afectando a la Península, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha querido recordarnos la mejor manera de controlar nuestro vehículo ante esta inclemencia atmosférica.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo público nos explica que “las ráfagas de viento pueden desestabilizar” nuestro coche y “modificar su trayectoria, lanzándolo contra otro vehículo, contra la mediana o fuera de la calzada”, algo que es “especialmente peligroso” si sopla a rachas o cuando se da el “efecto pantalla”; es decir, cuando el viento parece que desaparece mientras que atravesamos túneles o adelantamos a vehículos pesados, y recupera su fuerza tras superarlos.

El viento, más peligroso de lo que crees

Según la DGT, la mejor manera de paliar los efectos del viento es estar atento a la dirección y potencia del mismo (a través de árboles, hojas, mangas de viento de la carretera), agarrar de manera firme el volante con las dos manos y mantener una presión suave contra la dirección del viento.

Para contrarrestar el citado “efecto pantalla”, hay que poner el volante recto mientras que el viento “ha desaparecido” y volver hacer una presión suave contra la dirección del viento, sin movimientos bruscos, cuando el viento nos vuelva a azotar.

La DGT también nos recomienda intentar viajar sin equipaje en el techo, para ser más aerodinámicos y, de hacerlo, optar por baúles cerrados que pueden hacer que nuestro coche ofrezca menos resistencia al viento.

¡No te pierdas nuestro Especial de cómo conducir en invierno!

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche