Noticia

Así funcionan los cruces inteligentes de la DGT

2 fotos

Ampliar

27 de abril, 2020

La Dirección General de Tráfico inició en 2016 la instalación de varias señales inteligentes en algunos cruces marcados como puntos negros por su elevada siniestralidad. Así funcionan.

Para reducir la siniestralidad, la DGT empezó a instalar en 2016 una serie de señales con unas alertas luminosas que se activan cuando un vehículo está presente en una intersección. Estos cruces inteligentes comenzaron instalándose en puntos negros de la red nacional, como en la N-VI en el cruce con la N-120 en el Bierzo, en Ávila, el cruce inteligente en la carretera Nacional 403, a la altura del kilómetro 83, en la confluencia con la carretera local AV-502, una de las vías más conflictivas de la provincia abulense.

Se le denomina «sistema de advertencia dinámica en intersecciones», y utiliza tecnología V2V (intercambio de información entre vehículo-infraestructura-vehículo) para advertir de la proximidad de vehículos en el cruce, ha explicado Serrano en declaraciones a los periodistas.

Cómo funcionan los cruces inteligentes de la DGT

Cuando un vehículo está en la intersección, las señales alertan al resto.

2 fotos

Ampliar

Es un poco osado por parte de la DGT denominar a este tipo de señales luminosas que se activan ante la presencia de un vehículo como V2V o, mejor dicho V2X. Esta denominación (significa vehículo a vehículo, V2V, o de vehículo con lo que sea V2X) se aplica correctamente cuando hay una transmisión de datos entre vehículos o entre las infraestructuras y los vehículos. Aquí no se emiten datos, podríamos decir que un semáforo para peatones es también una señal inteligente porque enciende una luz roja a los coches cuando el peatón pulsa un botón, pero no es así.

Los cruces inteligentes instalados por la DGT lo que hacen es detectar la presencia de un vehículo en la intersección mediante unas células fotoeléctricas. Si hay un vehículo detenido en el cruce o acaba de pasar por él o se está acercando, el sistema enciende unas alertas luminosas en la vía principal para alertar al resto de vehículos de la presencia de éste en el cruce, de modo que puedan aminorar la marcha y estar pendientes de él.

Este tipo de sistemas comenzó en 2016 a instalarse y hoy en día hay ya varios, siempre en zonas conflictivas como las anteriormente señaladas o en el alto del Puerto del León, en la N-VI, donde una señal como ésta indica que puede haber un coche en el centro de la calzada esperando para hacer el giro hacia el restaurante que está en el lado izquierdo si circulamos en sentido hacia San Rafael desde Madrid.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche