Noticia

La DGT instala radares de tramo en carreteras convencionales

Ampliar

17 de diciembre, 2015

Estarán ubicados en seis tramos diferentes y serán capaces de detectar la velocidad media en ambos sentidos de la vía. La DGT también instalará setenta radares que notificarán a la central de datos qué conductores no usan el cinturón o que hablan por el móvil.

Las carreteras convencionales son, sin duda, las más peligrosas de nuestro país. Vías de dos sentidos sin mediana, repletas de maleza en multitud de ocasiones, con visibilidad limitada,… Circular por ellas supone un riesgo añadido respecto a autovías o ciudad.

Es por ello que la Dirección General de Tráfico (DGT)  ha decidido establecer radares de tramo en estas carreteras, ya que según este organismo, durante la última campaña en vías convencionales, 16.564 conductores fueron multados por exceso de velocidad. Esta cifra multiplica por diez las denuncias por alcoholemia.

Esta decisión también se ha tomado en base a varios estudios, que afirman que el 39% de los vehículos que transitan por estas vías superan los límites establecidos. De esa cantidad, un 13% los superó en más de 20 km/h. Esto supone un peligro inmenso, ya que el 74% de las personas fallecidas al volante en 2014, fallecieron en este tipo de vías (957 de 1247 muertes).

Estos radares de tramo estarán activos desde este mismo mes de diciembre (o enero en algún caso) y se han instalado, primeramente, en seis tramos repartidos por España. Estos sistemas funcionarán en ambos sentidos y estarán avisados con un panel indicador, tal y como sucede con los radares fijos.

  • Carretera N-120, en San Miguel del Camino (León). Tiene una longitud de tres kilómetros.
  • Carretera N-125, en Zaragoza. Tiene una longitud de tres kilómetros
  • Carretera N-550, en Santiago de Compostela. Tiene una longitud de tres kilómetros
  • Carretera N-525, en Sobral (Lugo). Tiene una longitud de cuatro kilómetros
  • Carretera RM-332, en Puerto de Mazarrón (Murcia). Tiene una longitud de cuatro kilómetros (desde enero 2016)
  • Carretera RM-603, en El Palmar (Murcia). Tiene una longitud de un kilómetro (desde enero 2016)

También habrá radares para controlar el uso del móvil y el cinturón

Estos dispositivos, muy parecidos a los radares, serán capaces de observar si el conductor lleva el cinturón o si va usando el teléfono. De detectar una infracción de este tipo, notifica automáticamente el caso al centro de control de datos para efectuar la denuncia.

Estarán ubicados en 70 carreteras convencionales de toda España y son imposibles de evadir, ya que son capaces de captar cincuenta imágenes por segundo. Esta medida se ha lanzado porque en la última campaña, se detectó a 1.349 conductores sin utilizar el cinturón de seguridad -57 sin casco de seguridad- y a otros 1.113 por utilizar el móvil al volante.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche