Noticia

La DGT comienza una campaña centrada en los buses escolares

Ampliar

04 de febrero, 2019

La Dirección General de Tráfico ha comenzado una campaña que dura toda la semana y que está centrada en los autobuses escolares. Conseguir la seguridad en este colectivo es realmente importante, puesto que cada día más de 630.000 menores utilizan esta alternativa para ir y volver del colegio.

La DGT comienza hoy una campaña de vigilancia dedicada especialmente a los autocares dedicados al transporte escolar y que durará hasta el 8 de febrero. Se llevará a cabo por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y se enmarca dentro de las campañas de seguridad vial que anualmente realiza la dirección general de tráfico con el fin de prevenir accidentes en este tipo de transporte.

Durante los cinco días de duración de dicha campaña, los agentes intensificarán las inspecciones, comprobando que tanto las autorizaciones como los documentos que deben tener dichos vehículos estén en regla. Además, los agentes controlarán que las condiciones técnicas y los elementos de seguridad del vehículo son los exigidos por la normativa, así como los requisitos específicos que tiene que cumplir el conductor, es decir, su permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

Te puede interesar: ¿Cómo viajar más seguro en el autobús escolar?

La seguridad es especialmente primordial en este tipo de transporte. Las cifras de siniestralidad reflejan que este es uno de los sectores más seguros, sobre todo si se tienen en cuenta el número de fallecidos por viajero/kilómetro recorrido.

Pese a esto, es importante seguir haciendo hincapié en la movilidad segura de los menores, puesto que cada día, alrededor de 630.000 alumnos utilizan el autobús escolar para hacer sus trayectos del colegio a casa y viceversa. Con este tipo de campañas, se pretende recordar a los padres el derecho a exigir a los centros que los autobuses que se encargan de llevar a los pequeños de la casa cumplan con todos los requisitos indispensables para realizar este tipo de transporte.

El exceso de velocidad y las distracciones, principales causas de accidente

Las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos son la velocidad inadecuada y las distracciones. Es por ello que se vigilará especialmente la velocidad de los mismos y que no se haga uso del teléfono móvil u otros elementos que puedan suponer una distracción. Además, se multiplicarán los controles de alcoholemia y drogas a los conductores.

La DGT incrementa la vigilancia del transporte escolar.

La DGT incrementa la vigilancia del transporte escolar.

Ampliar

El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar se producen en el momento de subir o bajar del vehículo. En la mayoría de casos, se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor o de los padres. La mejor manera de evitar este tipo de accidentes es respetar las paradas, ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

Otro dato importante es el uso del cinturón de seguridad. En caso de accidente, se prestará una atención especial al uso del mismo en aquellos vehículos en los que esta medida de seguridad esté instalada. En la actualidad, más del 60% de los autobuses escolares los llevan ya instalados. Es importante llegar al punto en el que todos dispongan de este elemento, puesto que podría reducir las lesiones mortales hasta en un 90% en caso de choque frontal o vuelco. Una de las medidas que se han tomado al respecto es denegar la matriculación de autobuses que no lleven este sistema de retención desde el año 2007.

Aprovechar el viaje para educar sobre seguridad vial

El tiempo empleado en los trayectos de casa al colegio puede ser un buen momento para que el adulto encargado de acompañar a los niños les recuerde algunos mensajes sobre seguridad vial: no pararse detrás del autobús, esperar la señal del conductor y cruzar tres metros por delante, mantenerse sentado y con el cinturón puesto, no correr al llegar al autobús o obedecer al conductor son algunos ejemplos.

Además, es tarea de los padres comprobar la seguridad de los autocares, solicitar al centro la contratación de autocares con cinturón de seguridad y comprobar que un monitor acompaña a los niños durante la totalidad del trayecto.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche