La DGT aumenta los controles de alcoholemia este puente de agosto

La DGT aumenta los controles de alcoholemia este puente de agosto

11 agosto, 2016

El puente del 15 agosto siempre es uno de los que cuenta con mayor tráfico del año. Por eso, la Dirección General de Tráfico ha optado por aumentar los controles de alcoholemia y drogas, ya que todavía son muchos los conductores que se ponen al volante tras haber consumido algún tipo de sustancia.

Durante estos tres próximos días se espera una de las salidas de vacaciones más esperadas del año. El festivo del 15 de julio hace que sean muchos los que se pongan en carretera para acudir a las fiestas de sus pueblos, visitar a sus familiares o simplemente para irse de vacaciones.

Al tratarse de uno de los fines de semana del año con más tráfico en las carreteras españolas, la DGT ha anunciado una campaña especial de vigilancia y concienciación. Con ésta, se pretende hacer hincapié en el riesgo que supone el consumo de sustancias psicoactivas y la conducción.

Entre el 12 y el 14 de agosto, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles sobre este factor de riesgo causante de casi un tercio de los accidentes mortales. Se establecerán puntos de control en todo tipo de carreteras y a cualquier hora del día, donde se realizarán más de 25.000 pruebas diarias de alcoholemia y drogas a los conductores que circulen por ellas. Además, se pondrá especial énfasis en los colectivos policonsumidores,  aquellos conductores que se ponen al volante y que consumen habitualmente alcohol y/o drogas.

Los datos hablan por sí solos

Durante los cinco primeros meses del año, la DGT ha realizado 33.324 pruebas para la detección de drogas. De todas estas pruebas, 11.849 dieron positivo, es decir, el 35,6. En cuanto a las pruebas de alcoholemia, se han realizado 2,1 millones, de las cuales 29.476 han sido positivas. El 43,10% de los conductores fallecidos en 2015 en accidentes de tráfico en carretera dio positivo en alcohol, drogas y/o psicofármacos.

Los datos reflejan un aumento del consumo de alcohol, psicofármacos y drogas entre los fallecidos en carretera comparados con los resultados de la memoria de 2014. La presencia de alcohol ha aumentado del 26,22% en 2014 al 29,31% en las víctimas de 2015; los positivos de psicofármacos han pasado del 10,74% al 11,44%, y se mantiene la ingesta de drogas, que pasó del 13,35% al 13,64 %.

En los positivos por drogas, la sustancia más detectada entre los conductores es la cocaína, seguida del cannabis y los opiáceos derivados de la morfina. El último estudio de consumo de sustancias psicoactivas de la DGT durante el año 2013 concluye que conducir después de haber consumido sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, alcanzando a doce de cada cien conductores.

Sanciones económicas y puntos

La Ley de Seguridad Vial  contempla diversas sanciones en función del delito o la falta cometida. Para los conductores reincidentes, tomados como tales aquellos que hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por dar positivo a alcohol, la sanción es de 1.000 euros. Esta misma sanción de 1.000 euros se aplica también a aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida.

En el caso de las drogas, la ley prohíbe conducir habiendo consumido drogas previamente, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción catalogada como muy grave está castigada con una sanción de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba