Noticia

El uso correcto de la sillita infantil reduce el riesgo de muerte hasta un 80%

2 fotos

Ampliar

16 de enero, 2014

La DGT inicia una campaña de concienciación del uso de la sillita infantil como sistema más eficaz para reducir la mortandad de los más pequeños en accidentes de tráfico. Los desplazamientos cortos en ciudad son los más críticos al registrarse un menor uso del dispositivo.

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha advertido este miércoles de que el uso correcto del sistema de retención infantil reduce el riesgo de muerte entre un 70 y un 80 %, exhortando a los padres a llevar a sus hijos siempre con los sistemas homologados para los más pequeños, asegurando que se tiene que optimizar el uso de este mecanismo de seguridad.

Así se ha expresado la directora de la DGT en el marco de la presentación de la campaña ‘Con la seguridad de los niños no se juega’, que ha puesto en marcha conjuntamente con la Fundación AMA, y que ha tenido lugar en el Colegio de Nuestra Señora de las Delicias, en Madrid. En concreto, la propuesta se llevará a cabo a la salida de una decena de colegios de la capital y contará además con emisiones radiofónicas, carteles en las aulas de los colegios, así como la puesta en marcha de una aplicación móvil para fomentar su buen uso.

En el año 2012, un total de 52 niños fallecieron en accidentes de tráfico en áreas urbanas e interurbanas de los cuáles 15 no estaban empleando la ‘sillita’ de protección. Además, 373 resultaron heridos de gravedad y 4.982 heridos leves, una cifra «alarmante» en palabras del director de la Fundación AMA, Diego Murillo, que ha subrayado que «no hay nada más serio que la seguridad infantil«.

Los niños en el coche, siempre con sistema de retención.

2 fotos

Ampliar

«Es especialmente importante señalar que, de los 36 niños que fallecieron en vía interurbana, 11 no estaba utilizando la ‘sillita’ que deberían haber tenido. Peor aún, cuando nos centramos en los cuatro niños fallecidos en accidentes urbanos de los cuáles ninguno tenía la protección que debía haber llevado. Quince niños fallecidos de los que, estadísticamente, podríamos estar estimando que 12 de ellos hubieran sobrevivido el percance«, ha subrayado Seguí.

No obstante, la directora general de Tráfico ha reconocido que el actual sistema de protección no es cien por cien infalible dado que, «por desgracia» la magnitud del accidente puede sobrepasar la capacidad de protección de la silla, pero ha retado a que se busque otro ejemplo sanitario que tenga tanta efectividad como el presentado, en su función de proteger la vida del niño.

El uso de la sillita «cae» en ciudad

Según ha explicado Seguí, el gran problema es el uso de estos sistemas en zonas urbanas. «Por la evidencia circunstancial hablamos de, posiblemente, muy por debajo del 70-75 % del uso. Todavía queda amplio margen de mejora para que el cien por cien de niños, cuando viajen en el coche, lo hagan en su sillita, todas las veces, todos los días y para todos los trayectos«, ha resaltado.

«En (área) interurbana tenemos un control más homogéneo y mejores estadísticas acerca del uso y del no uso de este sistema. En vía urbana no tenemos esa competencia y adolecemos de la información pero tenemos bastante evidencia indirecta de que el uso cae significativamente en zona urbana y eso hay que atajarlo porque nos matamos y herimos en todas partes«, ha proseguido Seguí.

Murillo, que ha explicado de que las cifras del año 2013 han mejorado en comparación con el ejercicio anterior, se ha comprometido a intentar expandir la campaña a otras ciudades de España si ésta logra buenos resultados en la capital. Por su parte, la directora del centro, Lucía García, ha señalado que, en alguna ocasión, el peligro reside cuando los padres acuden a recoger a sus hijos al colegio y se llevan al «amiguito» teniendo sólo un sistema de protección para el menor.

Al finalizar el acto se ha llevado a cabo una acción en la calle en la que un equipo de informadores han aconsejado a padres y educadores sobre el buen uso de los sistemas de retención infantil. Así, han comprobado ‘in situ’, que las sillas están bien ancladas y que son usadas a la perfección, corrigiendo los posibles errores de los padres para que puedan subsanarlos al momento.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche