Noticia

La crisis española y el «caso Cayenne»

Ampliar

14 de diciembre, 2011

A día de hoy, las ventas de Porsche en España han caído un 34% desde el comienzo de la crisis en 2007. El Cayenne se ha convertido en nuestro país en un símbolo del exceso y de cómo muchos trataron, durante mucho tiempo, de vivir por encima de sus posibilidades. así lo asegura Automotive News, haciéndose eco de un artículo de Bloomberg.

Un informe publicado recientemente pronostica que el sector automovilístico no mostrará signos de recuperación el año que viene, sino que seguirá estancado en torno a los 800.000 vehículos. Esta cifra supone un descenso del 50% en el número de matriculaciones respecto a 2007.

Según informa Bloomberg, en España el gran aumento en el índice de desempleo y las consecuencias de la crisis —que han azotado con especial virulencia el negocio de la construcción—, han dado pie a una curiosa situación, la de muchos empresarios que han tenido que cambiar su lujoso Porsche Cayenne por un más económico Renault, puesto que sus bolsillos ya no podían permitírselo.

“El Cayenne era el coche favorito de mucha gente, especialmente dentro del mundo de la construcción”, afirma Ángel Rodríguez, director de ventas de Automóviles Argüelles. Este modelo se ha convertido en el paradigma de cómo la gente vivía a un nivel que en realidad no se podía permitir, pero que los préstamos, fácilmente accesibles para cualquiera, lograban hacer posible.

Sin embargo, esos días quedaron ya muy atrás y, en consecuencia, algunas firmas como Porsche o BMW han visto reducir sus ventas en España y Portugal un 34% y un 47% respectivamente desde 2007. La crisis, no obstante, no afecta sólo a las firmas de lujo y así, empresas como Renault o Seat tendrán que despedir a algunos de sus empleados en plantas españolas o expandirse hacia otros mercados para compensar las pérdidas.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche