Noticia

La contaminación de camiones cuesta 46.000 millones en salud

2 fotos

Ampliar

04 de marzo, 2013

Los vehículos pesados son los causantes de casi el 50% de la contaminación derivada del transporte en Europa. La Agencia Europea de Medio Ambiente propone establecer impuestos a los camiones por este motivo.

La contaminación atmosférica causada por camiones y otros vehículos pesados le cuesta a los países europeos entre 43.000 y 46.000 millones de euros anuales en gasto sanitario, según un informe publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

Esa cifra supone algo menos de la mitad del coste sanitario provocado por la contaminación atmosférica que generan todos los medios de transporte en los 32 países que forman parte de la AEMA, organismo con sede en Copenhague que agrupa a los 27 miembros de la UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Turquía.

Los vehículos pesados generan la mayor parte de la contaminación en carretera.

2 fotos

Ampliar

Los vehículos pesados generan además entre el 40 y el 50% de la contaminación por óxido de nitrógeno derivada del transporte por carretera. El informe resalta que el gasóleo usado por la mayor parte de los vehículos pesados causa más contaminación por kilómetro que otros combustibles y que los gases de escape emitidos por los motores de gasóleo son carcinógenos.

La propuesta de AEMA

La AEMA propone establecer gravámenes a los vehículos pesados, aunque atendiendo a los efectos que sobre la salud tenga la contaminación atmosférica que genera su tráfico en cada país, ya que en algunos puede ser hasta dieciséis veces superior que en otros.

El coste medio más alto de la contaminación de un camión de categoría Euro III de 12 a 14 toneladas corresponde a Suiza, con casi 0,12 euros por kilómetro; mientras que en Luxemburgo, Alemania, Rumanía, Italia y Austria baja a los 0,08; y en Chipre, Malta y Finlandia baja a casi medio céntimo de euro. Las diferencias de coste obedecen a que los contaminantes causan mayor daño donde la densidad de población es mayor.

Por regiones, los costes sanitarios más altos se encuentran en Zúrich (Suiza), Bucarest, Milán (Italia), el valle del Ruhr (Alemania) y en Barcelona.

La AEMA defiende que imponer un impuesto a las empresas de transporte por los costes externos de la contaminación atmosférica incentivaría la adopción de tecnologías más nuevas y limpias. «Al incorporar estos costes al precio de los productos, podemos fomentar unos métodos de transporte más ecológicos y unas tecnologías más limpias», señaló Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA, en un comunicado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche