Noticia

La ansiedad, un mal compañero de viaje al volante

Ampliar

31 de julio, 2014

La ansiedad durante la conducción es un factor de riesgo y aumenta considerablemente las probabilidades de sufrir un accidente. Combatirla es fundamental para disfrutar del viaje. Aquí tienes algunas claves para hacerlo.

La ansiedad es un factor psicológico que está presente en un elevado número de accidentes de tráfico, pues la personalidad del conductor, en la que pueden influir situaciones personales o económicas, es decisiva a la hora de afrontar un viaje. El componente humano es, a juicio de la doctora especialista en Psicología de Hospital Quirón de Torrevieja (Alicante), Nuria Javaloyes, el responsable de un elevado número de percances circulatorios.

Una causa psicológica frecuente es la presencia de los estados de ansiedad en los conductores, cuyos estilos de vida también son otro factor importante a la hora de determinar si quien está al frente del volante presenta condiciones físicas y psicológicas óptimas. «Es muy necesario combatir el estrés y las preocupaciones del día a día» antes de iniciar un trayecto en coche, especialmente en los periodos vacacionales, donde el viaje supone un antes y un después en la vida cotidiana. Pero, ¿qué factores pueden suponer un riesgo en la conducción?:

  • Las emociones, las actitudes, los estilos de vida o los hábitos pueden influir de manera determinante en la probabilidad de tener un siniestro en carretera.
  • Las crisis personales o de pareja, las preocupaciones económicas o laborales pueden generar periodos de inestabilidad emocional que aumentan notablemente el riesgo de tener un accidente.
  • La personalidad del conductor. No es lo mismo una persona impulsiva o agresiva a una tranquila o que no sufre de estrés, si es optimista o pesimista.

Javaloyes ofrece una serie de consejos para reducir estos riesgos durante la conducción:

  • Evitar conducir cuando existe un exceso de preocupaciones.
  • Practicar técnicas breves de relax antes de coger el vehículo.
  • No consumir alcohol, drogas o medicamentos que produzcan una acción sedante.
  • Iniciar el viaje descansado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche