Noticia

Koenigsegg rompe su propio récord de aceleración y frenada

5 fotos

Ampliar

24 de junio, 2015

El fabricante sueco de superdeportivos puede presumir de tener el coche que acelera y desacelera en el menor tiempo posible, el Koenigsegg One:1.

En 2001, la marca sueca consiguió entrar en el Libro Récord de los Guinness al completar la maniobra de acelerar hasta los 300 km/h y frenar completamente después en 21,19 segundos. La proeza se llevo a acabo con un Koenigsegg Agera R. Pues bien, ahora apenas cinco años después ha conseguido batir su propio récord al rebajar el tiempo en 3,24 segundos.

El nuevo récord de aceleración y frenada se ha conseguido con un Koenigsegg One 1. Los intentos por batir de nuevo la marca se realizaron en la pista de pruebas de Koenigsegg en Ängelholm, Suecia. Allí, el superdeportivo completo la prueba en 17,95 segundos que se dividieron de la siguiente forma: 11,992 segundos en alcanzar los 300 km/h y 6,032 segundos para frenar por completo el vehículo.

Además, la compañía está convencida de que se pueden reducir aún más los tiempos, ya que el coche con el que se realizó la preuba pesa 50 kilos más que el coche de producción.

A la espera de que la organización del Libro Récord de los Guinness de por válida la marca, te dejamos el vídeo del coche con mayor aceleración y desaceleración del mundo, el Koenigsegg One:1.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche