Kallio sorprende en mojado

23 septiembre, 2007

En una carrera en la que Dovizioso y Barberá parecían disputarse la victoria con los pilotos locales, reapareció un combativo Mika Kallio para dar la sorpresa

En una carrera en la que Dovizioso y Barberá parecían disputarse la victoria con los pilotos locales, reapareció un combativo Mika Kallio para dar la sorpresa

Juan Antonio Lladós Motegi (Japón), 23 sep (EFE).- Mika Kallio (KTM) se adjudicó la victoria en el Gran Premio de Japón de 250 c.c. a pesar de los intentos del italiano Andrea Dovizioso (Honda) por sumar el máximo número de puntos en Motegi en una carrera en la que Héctor Barberá (Aprilia) fue tercero y el campeón del mundo Jorge Lorenzo (Aprilia) no pudo pasar del undécimo puesto.

Como ya hubiese sucedido en la prueba del octavo de litro, las condiciones meteorológicas no fueron las más favorables para disputar una carrera de motociclismo y menos si entre sus contendientes hay dos que aspiran al título mundial y cualquier error puede resultar fatídico. Con esos condicionantes se apagó el semáforo rojo en Motegi y sin pensárselo dos veces Andrea Dovizioso fue el primero en entrar en la siempre comprometida curva de final de recta del trazado nipón cuando el asfalto está muy mojado, como era el caso, si bien tras su estela se llevó a los hermanos locales Shuhei e Hiroshi Aoyama, además de al finlandés Mika Kallio (KTM) y a los españoles Jorge Lorenzo (Aprilia), Julián Simón (Honda) y Héctor Barberá (Aprilia).

Ya en esa curva se produjo una primera caída de varios pilotos en la que se vio involucrado el español Efrén Vázquez (Aprilia), que no pudo concluir ni el primer giro de la competición. El suelo no permitió en esos instantes demasiadas licencias y cualquier error era quedar fuera de carrera, pero en esta situación quien más beneficiado podía resultar era Andrea Dovizioso, que tenía al llegar a Japón 51 puntos de desventaja frente a Jorge Lorenzo, por lo que su primera vuelta rápida le hizo mantenerse líder hasta la octava vuelta, en la que su compañero de escudería, el nipón Yuki Takahashi, se puso al frente de la misma y el italiano se dio un respiro que bien pudo haberle costado un disgusto, pero el campeón del mundo y líder del mundial iba por entonces nada menos que en duodécima posición, su peor clasificación en la prueba japonesa.

El ritmo que mantuvieron esos pilotos les permitió alejarse sensiblemente de todos los demás y dejar claro que, salvo errores, la victoria debería ser cosa de cuatro, Kallio, Dovizioso, Takahashi e Hiroshi Aoyama, en tanto que Héctor Barberá había perdido algo de “fuelle” y se quedaba rodando en tierra de nadie pero en la quinta posición, con “Julito” Simón muy lejos pero sexto, más atrás Alvaro Bautista (Aprilia), que se salió de la pista en el décimo giro y regresó mucho más atrás. La pugna que mantuvieron en cabeza de carrera resultó espectacular, sobre todo por las condiciones en las que se estaba disputando, pero en el último tercio de la misma tanto Dovizioso como Kallio o Takahashi aceptaron el reto de marcar el ritmo, no así Hiroshi Aoyama, quien se mantuvo expectante.

Pero dadas las condiciones de la pista aún podía suceder muchas cosas y pasaron, pues en la decimonovena vuelta Takahashi cometió un error que le hizo salirse de la pista, quizás por una avería mecánica, pues regresó al asfalto pero sólo para regresar a sus boxes. La cabeza de carrera había perdido a uno de sus protagonistas y poco después perdió a otro, el nipón Hiroshi Aoyama, que se cayó al pisar el arcén en una frenada y se quedó fuera de la lucha, si bien pudo regresar a la pista para ser séptimo al final. Sólo estaba Mika Kallio y Andrea Dovizioso en busca de la victoria, pero el italiano debió de hacer sus propias cuentas y antes que arriesgarse a una caída como sus rivales optó por confirmar la segunda plaza que, con el undécimo puesto de Lorenzo, le permitió restar quince puntos al campeón en su pelea final por el título mundial.

El más beneficiado de los percances de Takahashi y Aoyama no fue otro que Héctor Barberá, quien se acabó subiendo al podio con el piloto de Honda, Yuki Takahashi, en cuarta posición y el sanmarinense Alex de Angelis (Aprilia) en la quinta plaza, justo por delante de Julián Simón (Honda). Álvaro Bautista, que salió muy atrasado fue ganando posiciones pero se salió de la pista y regresó a la misma vigésima para ir remontando poco a poco y acabar decimoquinto, dos posiciones por delante de Aleix Espargaró (Aprilia), quien en ningún momento y dadas las condiciones del trazado nipón se pudo meter en la lucha por los puntos.

Ver galería de imágenes del Gran Premio de Japón

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba