Noticia

Jaguar quiere reinventarse, ser “original” y ponerse a la altura de Porsche y Bentley

Ampliar

30 de junio, 2021

El CEO de Jaguar ha confirmado la apuesta por el lujo de la marca: quiere elevar el nivel de sus productos para luchar con Porsche y Bentley.

Hay marcas que están optando por bajar los precios de sus modelos con el objetivo de hacerse más asequibles y competitivas. Este, sin embargo, no será el caso de Jaguar.

El consejero delegado de Jaguar Land Rover, Thierry Bollore, ha confirmado en una entrevista en Auto Express que la nueva gama de vehículos eléctricos de Jaguar comenzará a partir de las 100.000 libras (116.000 euros), con lo que quiere posicionarse en el mismo segmento de Porsche o Bentley, muy por encima, en materia de precio, de su competencia actual, BMW y Audi.

Eléctricos de lujo moderno, el objetivo de Jaguar

El i-Pace fue el primer Jaguar 100% eléctrico.

El i-Pace fue el primer Jaguar 100% eléctrico.

Ampliar

Esta es la primera indicación clara que el fabricante de automóviles ha dado sobre el precio de su nueva gama totalmente eléctrica, que empezará a desplegarse en 2025. Sus modelos encarnarán el «lujo moderno», según se ha reconocido desde la propia Jaguar. «El lujo empieza no muy lejos de las 100.000 libras», ha explicado Bollore, que fue nombrado CEO de la compañía el año pasado y anteriormente había sido máximo responsable de Renault.

La autonomía del coche eléctrico y el problema de la batería que no se tiene en cuenta

Bollore ha reconocido que los diseños de los nuevos Jaguar eléctricos ya han sido aprobados, aunque no ha dado más detalles sobre los coches, que algunos medios sostienen que será una gama formada por dos crossovers y un modelo deportivo de dos puertas.

Hay que recordar que la marca ha confirmado que abandonará los coches con motor de combustión a partir de 2025, siendo el eléctrico Jaguar I-Pace el único coche actual de la gama que continuará después de esa fecha, pero que se posicionaría de forma diferente a los nuevos modelos anunciados.

Bollore ha remarcado que ha sido perjudicial para la automovilística tratar de competir con las marcas premium alemanas BMW y Audi, de ahí el cambio de estrategia.

«Los clientes, ven el coche, les gusta el coche y lo prueban, y aun así van a comprar un Audi o un BMW», ha explicado el máximo directivo de Jaguar Land Rover. «Ese es el problema. La gente compra los originales. Nosotros no somos los originales. Tenemos que conseguir que el posicionamiento de Jaguar sea muy diferente, más alto y más original».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche