Noticia

Con solo tener este dispositivo en el coche tendrás una multa

Ampliar

26 de enero, 2021

La tenencia de inhibidores y detectores de radar será castigada, con la nueva ley, con una multa de 200 euros y 3 puntos menos en el carnet.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha dicho basta. Su persecución de los excesos de velocidad, el segundo factor más concurrente en los accidentes de tráfico en nuestro país, está siendo “contraatacada” mediante las aplicaciones móviles que avisan de la posición de los radares (más de 1.300) que están diseminados por las carreteras españolas.

Ante esto, la administración no puede hacer nada. Las apps toman los datos de la propia DGT, que publica la ubicación exacta de los radares fijos y la aproximada de los móviles.

Entre 200 y 6.000 euros de multa

No obstante, con la nueva normativa, que está a la espera de entrar en trámite parlamentario para su aprobación por el Congreso, tipifica como infracción grave “llevar en el vehículo” mecanismos de detección de radares o cinemómetros, lo que supondrá una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carnet.

Pero, antes de que te alarmes, los “mecanismos de detección de radares o cinemómetros” no se refiere a los dispositivos móviles que todos portamos sino a detectores que mediante la emisión de ondas detectan la localización exacta de un cinemómetro y avisa al conductor mientras que conduce.

Este detector es capaz de localizar los radares móviles, que son los que no puede ubicar exactamente una app (la ubicación de estos cambia constantemente) y la que aporta una importante fuente de ingresos a la DGT.

Hasta ahora, estaba sancionado su uso, por lo que muchos conductores que los portaban los desactivaban y era muy difícil demostrar que los estaban utilizando. Con la nueva ley, la mera tenencia de este tipo de dispositivos acarreará sanción: los citados 200 euros y los 3 puntos menos en el carnet.

 Las zonas donde son más frecuentes los radares móviles

Lo mismo pasa con los inhibidores de radar, que te hacen “invisibles” ante un cinemómetro y evitan que seas detectado si rebasas la velocidad máxima. Aunque aquí la multa es superior:  6.000 euros y la retirada de 6 puntos. Además, si los agentes descubren el taller que ha instalado el dispositivo lo multarán con 30.000 euros.

“Los navegadores con o sin avisador de radar se consideran un elemento de apoyo al conductor en la decisión del itinerario y, más concretamente, una ayuda para elegir la ruta más segura. Y nos parece bien. Lo que no nos parece bien es que un inhibidor (que están prohibidos lo mismo que los detectores) te permita pasar a 180 km/h delante de un radar y evite que se te sancione”, explicaba hace unos días Pere Navarro, Director General de Tráfico.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche