Noticia

El próximo impuesto al coche eléctrico lo estrena Australia… pero podría llegar a Europa

2 fotos

Ampliar

09 de diciembre, 2020

Australia será la primera, pero otros países pueden seguir su ejemplo y poner un impuesto al uso de coches eléctricos para paliar el descenso de ingresos.

Con el objetivo de motivar a los conductores para la compra de coches eléctricos, la mayoría de los países del mundo están llevando a cabo políticas de ayudas, subvenciones y reducciones impositivas. Es una manera de que la adquisición de vehículos con esta tecnología sea más asumible para el usuario a causa del mayor precio de la alternativa ecológica.

No obstante, en varios estados de Australia ya han anunciado que van a cargar con impuestos la recarga de coches eléctricos. Esto, que en un principio nos parece muy lejano, puede ser el primer paso para que otras naciones imiten el modelo y en Europa, incluida España, nos encontremos con esta carga impositiva dentro de un par de años.

Un impuesto para grabar a los coches eléctricos

<span style=La razón es clara: el descenso de la recaudación por los impuestos a los hidrocarburos habrá de compensarse de alguna manera." >

1 fotos

Ampliar

Como te contamos, Victoria y Australia del Sur, dos de las regiones más importantes del continente austral, han anunciado la imposición de un impuesto a la carga del vehículo eléctrico. A través de él, los usuarios deberán abonar 2,5 centavos de dólar australiano por cada kilómetro.

Puede que te interese: El Gobierno también subirá el seguro de los coches a los conductores

El objetivo, reconocido por las propias administraciones, es recaudar unos 30 millones de dólares anuales y compensar la caída de la recaudación por la transición del coche de combustión al vehículo eléctrico. Según cálculos gubernamentales, aunque se va a recaudar menos que con las tasas que se aplican a los hidrocarburos, este impuesto ayudará a que la recaudación no baje de manera radical.

«Alguien debe pagar el mantenimiento y las mejoras de la carretera. Y deberían ser las personas que las utilizan», sentencia Rob Lucas, Secretario de Estado de Australia.

Tu coche nuevo puede costarte 800 euros más a partir de 2021

Este impuesto podría extenderse a nivel nacional y esto ha desatado las críticas  de diversas asociaciones, que afirman que se trata de un «impuesto a la no contaminación», una tasa que va contra algo que se considera positivo para la salud de la sociedad.

“Poner un impuesto sobre esto solo pone barreras y podría echar para atrás a muchas personas para que no se compren un vehículo eléctrico”, advierten.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche