Noticia

La cruda realidad sobre la imprudencia al volante

Ampliar

17 de enero, 2019

Retos virales, carreras ilegales, desprotección a pasajeros, alcohol y drogas en conductores... Estas son algunas de las imprudencias al volante más comunes que evidencian un peligro constante en la carretera.

En los últimos días, diversos medios de comunicación y usuarios de redes sociales se han hecho eco de un nuevo reto viral que, en nuestro país, se ha convertido en todo un quebradero de cabeza para la DGT. El Bird Box Challenge, como lo han llamado, se origina a partir de una película de Netflix del mismo nombre (A ciegas, en España) y tiene como absurda misión la de conducir sin percibir el entorno. En la ficción, la protagonista debe permanecer con los ojos vendados para sobrevivir, pero pocos caen en la cuenta de que, en la realidad, hacer semejante barbaridad implica estar expuesto a sufrir severos daños y, por supuesto, a incurrir en una enorme falta de imprudencia al volante. De hecho, ya han sido varios los accidentes que se han producido.

Cómo denunciar a otro conductor

Tales sucesos no extrañan demasiado si nos fijamos en que, según los últimos datos del comparador de seguros para automóviles Acierto.com, en España hay casi cinco millones de personas que conducen o han conducido alguna vez de forma temeraria. Por supuesto, a escenas como las citadas anteriormente hay que sumar la combinación del consumo de alcohol y/o drogas en la conducción, la participación en carreras ilegales o, incluso, la desprotección de niños y mascotas.

La conducción temeraria, causa notable de siniestros con víctimas mortales

Por desgracia, tal y como anuncia el análisis de Acierto.com, este tipo de actitudes son las responsables de uno de cada cinco fallecimientos en accidentes de tráfico. Además, los delitos contra la Seguridad Vial suponen un 35% de los que se producen en territorio nacional.

Por poner algunos ejemplos, casi la mitad de los españoles afirma haber conducido alguna vez tras consumir bebidas alcohólicas, 1,2 millones de padres no llevan a sus hijos en sillitas homologadas y más del 30% de los dueños de mascotas las dejan sueltas por el habitáculo cuando circulan en sus vehículos. Estas y muchas otras situaciones, como las populares y frecuentes carreras ilegales que se organizan en las afueras y alrededores del estadio Wanda Metropolitano de Madrid, no sólo son objetos de importantes multas económicas (a veces, castigadas con hasta penas de prisión), sino que también son acciones que ponen en serio riesgo las vidas de quien lo hace y de los demás.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche