Noticia

¿Vas a sacarte el carné de conducir? Mal momento para hacerlo

2 fotos

Ampliar

16 de mayo, 2017

El problema de la falta de examinadores se agrava: la CNAE continúa exigiendo al Gobierno acciones que desestanquen el proceso de formación vial. Por su parte, la Asociación de Examinadores de Tráfico ha anunciado que convocará huelgas y paros en junio y julio.

El presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, ha expuesto mediante una entrevista radiofónica en el programa Sobre Ruedas, que conduce Chimo Ortega en Capital Radio, la grave situación a la que se enfrenta el sector de la formación vial por la falta desmesurada de examinadores de la DGT.

Como hemos visto recientemente, el representante del 90% de las autoescuelas españolas pide de forma urgente la incorporación de, al menos, 213 funcionarios más. Sin embargo, la cifra que la CNAE interpreta como necesaria para lograr un normal funcionamiento en los exámenes rondaría los 320 puestos nuevos que se unirían a los 756 actuales.

El verano está a la vuelta de la esquina y es el periodo por excelencia en el que los jóvenes deciden comenzar con la fase de preparación y formación en una autoescuela. Esta circunstancia, según la Confederación, desembocará en un colapso y caos total en el proceso de examinar a los aspirantes, que copará a su vez en el desorden de toda la parcela dedicada a este oficio.

Para intentar combatir todo esto, las autoescuelas han propuesto al Gobierno una dotación de 10 millones de euros para la contratación de esos más de 300 examinadores que -justifican- sería potencialmente beneficiaria, ya que generaría una facturación de 50 millones de euros (debido a los 114,5 millones facturados en 2016 por la DGT en tasas de examen, de esta cantidad, el beneficio neto es de 70 millones).

Esta situación perjudica principalmente, además de a casi 20.000 personas que componen el profesorado en España, a los aspirantes que pagan 90,30 euros por cada dos oportunidades prácticas y que, en numerosos casos, necesitan del carné de conducir para concurrir a empleos concretos o para moverse por cuenta propia. «Si los alumnos se ven obligados a interrumpir la formación por los retrasos en el examen, las autoescuelas tienen que parar sus coches. Si no hay facturación, las autoescuelas se verán obligadas a prescindir de los profesores, en primer lugar», ha advertido el presidente de la patronal de las autoescuelas.

Huelgas de los examinadores de tráfico en verano

En el marco de este lío, los problemas se agravan. La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha anunciado este viernes que convocará paros y huelgas para los meses de junio y julio. Estos actos culminarán con una manifestación ante la Dirección General de Función Pública el día 2 de junio y con interrupciones laborales en la última semana de junio y durante todo el séptimo mes del año en territorio nacional.

El presidente de Asextra ha manifestado en un comunicado lo siguiente, alentando al gremio de examinadores al completo: «Compañeros, por dignidad, por amor propio, luchemos por nuestro puesto de trabajo. No podemos seguir en estas condiciones de trabajo y la única salida es paralizar este servicio hasta que se garantice que se consigue lo que por justicia nos pertenece.» Palabras que son entendidas por José Miguel Báez, que considera muy triste haber llegado a esta situación por una mejorable gestión de la Administración.

El colapso de los exámenes para sacar el carnet de conducir es inevitable

Tras analizar la última comparecencia del director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, la CNAE se ha mostrado tajante al afirmar que «el colapso del sistema está garantizado este verano y no tendrá solución ni en el corto ni en el medio plazo, con lo que serán cientos de miles los ciudadanos afectados, miles de trabajadores del sector en paro y el cierre para centenares de autoescuelas.»

Durante su comparecencia ante el congreso, el director de la DGT ha cifrado el déficit de examinadores en 170, un dato que, según la CNAE, no es real, ya que no se han tenido en cuenta las 70 jubilaciones de 2017 y las previstas para 2018.

Además, el director general de Tráfico ha emplazado a la Dirección General de la Función Pública, adscrita al Ministerio de Hacienda y Función Pública, a que,  solucione el problema de la carencia de examinadores con la creación de una escala especial, lo que conlleva la apertura del concurso público de empleo a la calle (ahora sólo se puede acceder a este puesto mediante concurso interno).

En la actualidad, las jefaturas de Tráfico de las Comunidades de Baleares, Cataluña, Madrid y Valencia, que dan servicio al 48% de la población total del país,  son las que concentran los mayores problemas por el déficit de examinadores. Asimismo,  si el problema no se soluciona a corto plazo, el colapso en el examen práctico podría extenderse a un mayor número de jefaturas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche