Noticia

Huelga de taxistas y manifestación contra los VTC

Ampliar

29 de mayo, 2017

Mañana, 30 de mayo, está convocada una huelga de taxis en toda España. En Barcelona el paro se hará efectivo las 24 horas, mientras que Madrid se quedará sin servicio desde las 06:00 hasta las 18:00 horas. Además, se llevará a cabo una manifestación bajo el lema: "Frente al desmantelamiento del sector público del taxi".

La irrupción de nuevas opciones de movilidad está irritando al sector del taxi en España que ve peligrar sus intereses ante lo que consideran competencia desleal por parte de las compañías que operan bajo licencias VTC (coches de alquiler con chófer). El gremio, que ha de denunciado una concesión de licencias para vehículos de alquiler con chófer por encima de lo que permite la ley (un VTC por cada 30 taxis), ha convocado una huelga de taxistas que afectará a toda España.

Además, se llevará a cabo, bajo el lema «Frente al desmantelamiento del sector público del taxi», una manifestación a la que se espera que acudan cerca de 5.000 taxistas procedentes de toda España. La marcha, que cuenta con el apoyo de los principales colectivos sindicales del sector, partirá a las doce de la mañana desde Atocha y pondrá rumbo a la plaza de Neptuno, en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, donde se espera que llegue a las 13:30 horas.

El presidente de Fedetaxi (federación española de asociaciones del taxi), Miguel Ángel Leal, ha señalado en un comunicado “la preocupación por el futuro y la situación de abandono institucional en la que se encuentra el sector ante una confluencia de intereses económicos que buscan desmantelar el actual modelo de servicio público para apropiarse del mercado de la movilidad urbana».

Leal, que ha instado a las Administraciones Públicas a «defender el servicio público del taxi», ha denunciado el «silente proceso que están llevando a cabo Gobiernos central y autonómicos, junto con grandes Ayuntamientos como el de Madrid y la inestimable ayuda de organismos como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), para sustituir el modelo de servicio público de taxi por otro privatizado a favor de multinacionales como Uber y Cabify”.

Además, ha señalado la apuesta de los taxistas por la movilidad sostenible y el rechazo de las corporaciones locales a sus propios servicios municipales: «En ciudades como Madrid, por ejemplo, más de 10.000 vehículos son no contaminantes, y el Consistorio se vuelca en favores con empresas como Cabify que tiene casi mil vehículos diésel o patrocina actos de Uber».

Más licencias VTC de las que permite la ley

Uno de los principales motivos que ha llevado a la huelga de taxistas es que, según las principales asociaciones del sector, no se cumple el ratio de 30 licencias de taxi por cada licencia VTC. Según sus cálculos, en Madrid, por ejemplo, operan cuatro veces más vehículos de este tipo de los que permite la ley, con  una licencia VTC por cada siete taxis, por lo que urgen al Ministerio de Fomento a buscar soluciones a la concesión descontrolada de licencias de transporte de vehículos de alquiler con conductor y le piden que «no efectúe modificación del régimen jurídico actual».

Además de estas reclamaciones, el sector del taxi pide que se eliminen las ventajas fiscales para los VTC (disfrutan de un IVA reducido del 10%), que los vehículos que operen bajo este tipo de licencias estén perfecta y homogéneamente identificados y que se prohíba la compra-venta y especulación de este tipo de licencias.

Por su parte, el Ministerio de Fomento ha asegurado que mantendrá el actual régimen jurídico de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor con el objetivo de lograr «una convivencia ordenada con el sector del taxi», cuya ordenación corresponde a las entidades locales o a las autonomías.

En 2013 se modificó la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT ) y se incorporó la posibilidad de establecer una proporcionalidad entre las autorizaciones VTC y las licencias de taxi cuando estas últimas estuvieran contingentadas por los correspondientes ayuntamientos.

Posteriormente, se aprobó en 2015 la normativa actual que regula la actividad de las autorizaciones VTC y que reincorpora el criterio de una autorización de VTC por cada 30 licencias de taxi.

En un comunicado, Fomento ha asegurado que «va a seguir impulsando que se produzca un equilibrio ordenado entre la actividad de ambos sectores», para lo que «seguirá siendo una prioridad» el control del cumplimiento de la normativa de ambos sectores.

Por su parte, «los servicios de inspección del Ministerio se coordinarán con los de las comunidades autónomas para reforzar el control y verificar que las empresas que cuenten con autorizaciones VTC realicen su actividad «cumpliendo con las diferencias que tienen establecidas con respecto al sector de taxi», es decir, que exista una contratación previa de sus servicios y que no se propicie cualquier actividad que pueda suponer la captación de clientes.

Qué opina Cabify de la huelga de taxistas

A través de un comunicado, la empresa española ha expresado su respeto por el derecho a la huelga, al mismo tiempo que ha anunciado su intención de operar con normalidad mientras se suceden las protestas. Según ha explicado, el taxi no es su competidor, ya que «los servicios de Cabify no pretenden sustituir a los de un taxi tradicional». La misión de la compañía, explican, «ha sido la de sustituir el vehículo particular dentro de las ciudades, para acabar con el tráfico urbano y -por tanto- con la contaminación. Si este objetivo se consiguiera, aumentaría la demanda de servicios públicos como los nuestros o los del taxi, por lo que es un objetivo común que beneficiaría a todos. De hecho, Cabify no es una empresa de VTC, sino de movilidad, nuestro modelo es inclusivo y -a día de hoy- está poniendo innovación y tecnología al servicio del taxi.

Asimismo, Cabify ha reiterado que opera de forma legal a través de licencias VTC y, como tal, su actividad está sujeta a la regulación local y al número específico de licencias disponibles. También ha insistido en que los conductores, mientras están en servicio para Cabify, no captan ni pueden captar ningún cliente directamente en la calle. Los usuarios tienen que solicitar el servicio a través de la aplicación que es mediante la que los conductores reciben la petición, por lo que en ningún caso habría lugar a competencia desleal.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche