Noticia

El Honda NSX reproduce las Líneas de Nazca

Ampliar

10 de octubre, 2016

Gracias a una avanzada tecnología GPS, la marca japonesa ha reproducido uno de los geoglifos del desierto de Nazca en Perú con el Honda NSX. ¡No te pierdas el vídeo!

Los geoglifos son obras de arte de gran tamaño que se construyen en las planicies y que pueden verse en su totalidad sólo desde puntos altos. Probablemente, los más conocidos del mundo son los situados en Perú, las Líneas de Nazca. Precisamente, uno de los dibujos realizados en el desierto peruano ha sido el que ha reproducido el Honda NSX en las salinas de ‘El Mirage’ en California.

El geoglifo escogido por Honda para esta acción ha sido el Hummingbird o colibrí que, creado entre los años 500 aC y 500 dC, mide aproximadamente 93 metros de largo. Sin embargo, la firma nipona ha querido aumentar la dificultad del reto aumentando hasta en 10 veces el tamaño del original, con 965 metros de un extremo a otro.

Según ha explicado la marca, recrear el geoglifo ha supuesto un gran esfuerzo para el equipo japonés y estadounidense de Honda. A través de un mapa GPS de alta precisión y la instalación de una pantalla en el habitáculo, el conductor del Honda NSX podía seguir de manera precisa el diseño de las más de 30 curvas cerradas.

Mientras el automóvil aceleraba a lo largo de la ruta prevista, la señal que emitía el GPS era rastreada y se retransmitía en tiempo real a través del monitor, revelando al equipo la gigantesca obra de arte de 601.195 metros cuadrados.

Según ha informado la marca, la tecnología Sport Hybrid SH-AWD ha sido crucial para alcanzar la precisión necesaria, ya que los dos motores eléctricos que impulsan el eje delantero permiten al NSX ejecutar giros muy cerrados, frenando con las ruedas interiores en plena curva mientras que las ruedas exteriores aumentan la sensación de tracción en la aceleración.

Vídeo: el Honda NSX reproduce las Líneas de Nazca

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche