Noticia

Este elemento puede ser la clave para que triunfen los coches voladores

2 fotos

Ampliar

24 de julio, 2020

La pila de combustible de hidrógeno "turbo refrigerada por aire" amplía la potencia y autonomía útil de los diseños tradicionales de coches voladores.

No se habla tanto como del coche autónomo, pero la carrera por lograr fabricar el primer coche volador sigue. Uno de los fabricantes que está en esa lucha es Urban Aeronautics, una empresa israelí de taxis aéreos VTOL (Vertical Take-Off and Landing, despegue y ataque vertical).

El CityHawk toma el hidrógeno como combustible

Precisamente, Urban Aeronautics ha anunciado que el modelo en el que está trabajando, el CityHawk, funcionará mediante pila de combustible de hidrógeno, gracias a su acuerdo con la compañía HyPoint, especializada en estas lides.

El diseño de la pila de combustible «turbo refrigerada por aire» de HyPoint amplía radicalmente la potencia y autonomía útil de los diseños tradicionales, convirtiéndola en un componente ideal para su uso en la aviación.

El hidrógeno se está convirtiendo en una de las alternativas tecnológicas más interesantes en el mercado emergente de la aviación eléctrica, con una densidad de energía excepcional en comparación con las baterías de litio, así como una recarga súper rápida en comparación con las largas esperas en un cargador de baterías.

Urban Aeronautics CityHawk, en pleno vuelo

2 fotos

Ampliar

El fuselaje del CityHawk no se parece a ningún otro diseño del mercado de taxis aéreos de eVTOL. No tiene alas ni brazos de hélice externos, y no es mucho más grande que un gran SUV, aunque promete una capacidad para seis ocupantes.

Urban Aeronautics apuesta por algo que llama «fancraft», un par de  grandes ventiladores en la parte delantera y trasera de la aeronave, totalmente blindados gracias a las paletas inclinables en los lados de entrada y salida, que se pueden mover para efectuar movimientos de giro y horizontales.

PAL-V Liberty: el coche volador ya es una realidad

La base del CityHawk es el avión militar Cormorant,  que ha estado volando con éxito durante muchos años, utilizando motores de turbina para la elevación sostenida. Por ello, Urban Aeronautics cree que no será difícil lograr todas las certificaciones necesarias para funcionar. Su limitado tamaño, no ocupa más de un carril de carretera, jugará a su favor.

«Esperamos colaborar con HyPoint en la integración de la próxima generación de sistemas de celdas de combustible de hidrógeno para el transporte eVTOL y el mercado de la movilidad aérea urbana», explica Rafi Yoeli, CEO de Urban Aeronautics. «Como combustible de alta potencia y 100% ecológico, el hidrógeno es clave para el futuro de los aviones eVTOL«.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche