Hayden, a recuperar el ‘1’

8 noviembre, 2007

Los primeros entrenamientos en Cheste con la nueva Honda 2008 han dejado unas grandes sensaciones a Nicky quien ya promete guerra para la próxima temporada

Los primeros entrenamientos en Cheste con la nueva Honda 2008 han dejado unas grandes sensaciones a Nicky quien ya promete guerra para la próxima temporada

Nicky Hayden, campeón mundial de MotoGP en 2006, se considera “preparado para recuperar el número uno” después de probar esta semana en Cheste (Valencia) la nueva moto RC212V con la que competirá en 2008.


“Estoy bastante impresionado con la nueva moto, ya que ha sido la primera vez que he rodado con ella. Parece que ya está casi lista, pero todavía tenemos que trabajar y seguir desarrollándola, pero es un buen comienzo”, declaró el piloto a la página web de Repsol. Para Hayden la mayor diferencia respecto a la moto de 2007 es “el uso de válvulas neumáticas que está llamando la atención de todos”, comenta. “Me gusta la posición, el manillar y la conducción, que es muy similar a la del 2007. También me gusta como se trasladan los pesos, no es un cambio tan repentino, no es tan agresivo como la anterior”, anadió el norteamericano.


Hayden, que seguirá con Michelín la próxima temporada, reconoció que la marca de neumáticos no había estado este año “al nivel necesario”. Bridgestone ha estado por delante durante todo el año y espero que la próxima temporada seamos nosotros más fuertes. El nivel este año no ha sido el adecuado”.


La pérdida del título mundial ha resultado “dolorosa” para el australiano. “Ha sido doloroso, no fue fácil aceptarlo, sobre todo por la manera en que se produjo. Hubiera preferido luchar más y estar más fuerte, pero hemos tenido mala suerte durante todo el año. Es un golpe duro, porque teníamos buenas expectativas. ¿Qué puedo hacer? Superarlo y salir a ganar el año que viene”.


De la temporada 2007 recuerda con satisfacción la “pole” que consiguió en Portugal. “Fue una buena recompensa”, indicó, “después de lo que había pasado el año anterior. Además, fue bueno para el equipo, porque yo confiaba en ellos y ellos confiaban en mí. Los podios de Holanda, Alemania y Chequia también han sido buenos momentos”.


El peor momento, a su juicio, ocurrió en su casa, en Laguna Seca, donde no pudo terminar la carrera. “Fue muy duro. La verdad es que ha habido muchos malos momentos, el campeonato es así. Pero me he dado cuenta de que hay que aprender tanto de lo bueno como de lo malo y yo sigo con mucha ilusión de estar en lo más alto”.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba