Google Glass: ¿una distracción para los conductores?

Google Glass: ¿una distracción para los conductores?

El inminente lanzamiento de las Google Glass ha llevado a muchas firmas automovilísticas a trabajar en el desarrollo de aplicaciones para conectar a los usuarios de estas gafas inteligentes con sus coches. Pero, ¿puede su uso suponer un riesgo para la conducción?

Foto: W. Commons

Mercedes y Hyundai presentan aplicaciones para Google Glass

Una sentencia reciente en California (Estados Unidos) ha absuelto a la primera persona multada por conducir con las Google Glass puestas, unas gafas inteligentes que permiten tomar fotos, grabar vídeos y navegar por Internet. El juez determinó que aunque la conductora llevaba las gafas puestas no las tenía encendidas, por lo que no considera que exista delito alguno.

Aunque el modelo definitivo de las Google Glass todavía no ha salido a la venta, todo indica que su éxito comercial está garantizado. De hecho, son diversas las marcas automovilísticas que centran sus esfuerzos en el lanzamiento de aplicaciones y plataformas para que sus clientes puedan utilizar estas revolucionarias gafas en sus coches. Pero, ¿podrían las Google Glass traer más perjuicios que beneficios para los conductores?

El Salón Internacional de la Electrónica de Consumo (CES), celebrado recientemente en Las Vegas, finalizó con importantes novedades alrededor de la integración de las Google Glass en los automóviles. Mercedes-Benz señaló su intención de conectar estas gafas inteligentes con sus modelos para que los conductores puedan descargar mapas desde ellas e introducir destinos en el sistema de navegación del vehículo. En cualquier caso, la marca alemana dejó claro que no quieren que las personas usen Google Glass mientras conducen.

Exactamente la misma advertencia realizó Hyundai, la otra marca que anunció la conexión futura entre las Google Glass y sus coches. Así, el próximo Hyundai Génesis incluirá la aplicación Google Glass Blue Link, que permitirá a los conductores recibir recordatorios de mantenimiento, arrancar el coche por control remoto, bloquear las puertas o descargar puntos de interés. Todo ello a través de las gafas de Google.

Como vemos, ningún fabricante induce al uso de las Google Glass durante la conducción, todo lo contrario. Sin embargo, las infinitas posibilidades que ofrecerá este dispositivo serán tentadoras para su utilización al volante, lo que podría convertirse en un nuevo y peligroso motivo de distracción para los conductores.

Así funcionan las Google Glass

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba