Noticia

Más impuestos para los diésel

Ampliar

14 de marzo, 2012

El Gobierno ha propuesto castigar a los vehículos que, además de contaminar con CO2, emitan dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión (sobre todo los diésel), mediante la modificación del actual impuesto de matriculación.

“En principio, las comunidades autónomas están de acuerdo” y los ayuntamientos desean analizar antes las consecuencias recaudatorias, ha explicado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, tras reunirse la conferencia sectorial de Medio Ambiente. Para ello, se revisará la disposición adicional octava de la ley de Calidad del Aire (ley 34/2007), que regula el impuesto de Matriculación.

“Este impuesto tiene una orientación medioambiental“, no recaudatoria, ha añadido Ramos, en cuya opinión los efectos económicos no tienen por qué variar “sustancialmente”, aunque no existe una estimación económica. “Se trata de tener un instrumento fiscal más potente para que los ayuntamientos puedan hacer que en sus calles circulen coches con menos emisiones” contaminantes.

Los vehículos que más emiten no son únicamente los que arrojan dióxido de carbono (CO2), sino también aquellos que lanzan a la atmósfera dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas en suspensión (es decir, los coches diésel), tal y como recogía el Plan de Calidad del Aire aprobado por el anterior Gobierno socialista. Este Plan, que se elaboró “sin consenso de las comunidades autónomas y sin la participación de los ayuntamientos”, también será objeto de revisión, ha añadido el alto cargo.

[auto_quote quote=”Un plan de rejuvenecimiento del parque sería más eficaz” quote_title=”Los fabricantes, en contra de la medida” quote_description=”Las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam) de automóviles han considerado poco acertada la iniciativa del Gobierno; aseguran que una medida más eficaz para reducir la contaminación sería poner en marcha un plan de rejuvenecimiento del parque de vehículos.”]

Fuentes de Anfac han resaltado que la intención del Gobierno de aumentar el gravamen fiscal a los vehículos y, especialmente a los diésel, “no va en línea con lo que el sector necesita”, puesto que, en su opinión, aumentar la presión fiscal a los conductores en estos momentos de crisis es un error. Además, los automóviles ya tienen muchos impuestos, hasta un total de nueve tasas diferentes.

Respecto a la mejor medida para reducir el impacto sobre el medio ambiente, Anfac considera que habría que recurrir a un plan de rejuvenecimiento del parque de vehículos, ya que, en la actualidad, un 20% de coches antiguos genera el 80% de las emisiones de CO2. Esta medida tendría también un efecto positivo y de retorno para las administraciones públicas.

Ganvam tampoco se mostró de acuerdo con la medida del Gobierno ya que, según señalaron, el 70,3% de los coches vendidos en 2011 incorporaban un motor diésel. “Si se quiere mejorar en términos de contaminación y reducir las emisiones hay que retirar los vehículos que más contaminan” afirmaron. Actualmente, el 43,7% de los automóviles que circulan por las carreteras españolas tienen más de 10 años de antigüedad y, según afirman, si la tendencia se mantiene, esta cifra se situará en el 50% en 2014.

Comparte este artículo:

Comentarios

Carlos 22 marzo, 2012

Señores, la contaminación de los vehículos está legislada por la comunidad europea (EURO5, HD5, …) y bastante caro les está saliendo a las marcas dichas limitaciones.
Es mas, si tienes dinero, puedes comprar el coche que te de la gana, aunque contamine, porque pagando ya está todo solucionado, ¿verdad?
En pocas palabras, el fin es siempre el mismo, recaudar…

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche