Noticia

General Motors mata otra marca: adiós a Holden

2 fotos

Ampliar

18 de febrero, 2020

Ya son unas cuantas las marcas caídas bajo el imperio de General Motors. En Europa hemos visto cómo acabó con Saab y cómo PSA se ha resucitado a una Opel/Vauxhall comatosa y ahora le llega el turno a Holden, una de las marcas más veteranas de automóviles que ya tiene fecha en su lápida: 2021

Fundada en Australia en 1856 como una empresa para la producción de guarniciones, Holden es una de las marcas de automóviles más antiguas del mundo. De hecho, empezó a fabricar coches tres años antes que la propia General Motors, en 1905 exactamente.

Por desgracia, GM acaba de anunciar que la historia de Holden tiene ya una fecha para su extinción y que en 2021 cesará la producción y comercialización de vehículos de la marca. De este modo, General Motors pone fin a una relación de 90 años, tras hacerse con el control de Holden en 1931.

Los propietarios de los modelos de la marca por ahora no tendrán problemas ya que GM afirma que se hará cargo de las garantías y promete que mantendrá el suministro de recambios durante una década más a partir de la fecha de fin de fabricación del último modelo, pero no cabe duda que la noticia no tranquiliza a nadie que tenga un Holden.

Tras la adquisición en 1931 de la compañía por parte de GM, los modelos de la marca empezaron a estar claramente vinculados con otras empresas del grupo. En la actualidad, la mayoría de sus modelos eran prácticamente versiones «a la australiana» de Opel/Vauxhall, aunque también conservaban modelos con carácter propio en los que la tracción trasera y motores de gran cilindrada y par eran sus principales reclamos.

Para muchos aficionados, el primer indicativo de que Holden iba a desaparecer fue la decisión de dejar de comercializar el Commodore. Este se inspiraba en el último Opel Omega y que sobresalía por sus prestaciones y tracción trasera, además de por sus participaciones en las Supercars Championship, la competición de coches más importante de Australia.

Holden: los coches de las antípodas

El Commodore UTE es un extraño pick up sobre una berlina.

2 fotos

Ampliar

Está claro que Australia es un país absolutamente atípico en todo, en su geografía, en su fauna y en el estilo de vida de su desperdigada población. También en sus automóviles han seguido una línea de evolutiva diferente al resto del mundo, con una marcada personalidad propia.

Aunque el Holden Commodore parta básicamente del Opel Omega, los australianos introducían tantos cambios en él que en la práctica era un coche completamente diferente, llegando a montar descomunales motores V8 que convertían a esta berlina en una verdadera máquina de drifting.

No sólo llamaban la atención las versiones «hiper musculadas», también el peculiar Commodore UTE, un pick up hecho sobre la berlina, al estilo de los Chevrolet El Camino, que es todo un icono en Australia.

Otro de sus modelos con más seguidores es el Holden Monaro, que se ha comercializado en varios países con diferentes nombres, como Pontiac GTO en EE.UU., Chevrolet Lumina Coupé en Oriente Medio, etc.

Por desgracia, Holden seguirá el mismo destino que Saab, barrida del mapa y con sus fábricas vendidas a compañías chinas, como Great Wall, que ya se ha hecho con el control de la factoría de Holden en Rayong, Tailandia.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Carlos F

    Que pena da ver desaparecer una marca automovilística con más solera e historia que la empresa GRUPO GMC.
    No tienen bastante con desmantelar las fábricas de automóviles en su nación (como Detroit) que desmontar a otras antiguas empresas del sector automovilístico.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche