Noticia

General Motors y Ford ponen en marcha una llamada a revisón

Ampliar

21 de mayo, 2014

General Motors ha llamado a revisión a 2,43 millones de vehículos solo una semana después de su última campaña de este tipo. Ford ha hecho lo propio con 1,17 millones de automóviles por un defecto en el airbag y en el anclaje de la puerta.

El fabricante estadounidense General Motors (GM) ha llevado a cabo cuatro nuevas llamadas a revisión en Estados Unidos, que afectan a un total de 2,43 millones de vehículos. La compañía ha recalcado que estas nuevas llamadas a revisión, realizadas menos de una semana después de la última, se enmarcan en «su continuado esfuerzo para hacer frente a cuestiones emergentes de seguridad», y ha recordado que no hay víctimas mortales asociadas a estos posibles fallos.

General Motors ha añadido 35 productos a sus investigaciones desde comienzos de 2014 y, teniendo en cuenta las anunciadas ahora, ha llevado a cabo en lo que va de año 29 llamadas a revisión, dos de las cuales afectaron a menos de 100 vehículos. En este contexto, la compañía ha elevado a 400 millones de dólares (292 millones de euros) el cargo que aplicará a los resultados del segundo trimestre como consecuencia de estas revisiones, frente a los 200 millones de dólares (146 millones de euros) que esperaba hasta ahora.

Entre los vehículos afectados por esta decisión se encuentran 1,34 millones de Buick Enclave, Chevrolet Traverse, GMC Acadia y Saturn Outlooks; 1,08 millones de Chevrolet Malibu y Pontiac G6; 1.402 Cadillac Escalades y scalade ESVs del modelo del año 2015, y 58 Chevrolet Silverado HD y GMC Sierra HD.

Ford llama a revisión más de un millón de coches

Ford ha puesto en marcha dos campañas de revisión en Estados Unidos que afectan a 1,17 millones de vehículos por defectos en la programación de los airbag y en el anclaje de la puerta, según ha informado la empresa a la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés).

Del total de vehículos afectados por estas acciones de revisión, 581.966 unidades corresponden al modelo todoterreno Escape fabricadas entre el 5 de octubre de 2011 y el pasado 10 de abril del presente ejercicio. Esta campaña se ha puesto en marcha con motivo de un posible defecto en la alineación entre el pomo de la puerta exterior y el panel de la misma, lo que puede provocar que el usuario tenga dificultades para cerrar la puerta o que ésta se pueda abrir durante la conducción.

Por otro lado, Ford ha puesto en marcha otra campaña a través de la que revisará 594.785 unidades de los modelos Escape y C-Max fabricados entre 2012 y 2014, a causa de un eventual error de programación en el software del airbag de cortina que puede provocar que se accione con retardo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche