Noticia

Ganvam sigue alertando sobre la situación de los concesionarios

Ampliar

15 de diciembre, 2011

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, alerta de nuevo sobre el impacto de la crisis económica y financiera en los concesionarios. No es 'un simple pinchazo' para las redes de distribución de automóviles, sino que tiene la magnitud de 'un reventón de las cuatro ruedas que hace muy difícil seguir adelante'.

Sánchez Torres ha afirmado, en el tradicional encuentro anual con la prensa, que la crisis «ha estallado en la cara» de las 60.000 empresas del sector de la distribución, con la pérdida de 40.000 puestos de trabajo y 2.500 pymes, sobreviviendo sólo «las más fuertes y mejor situadas para salir adelante».

Esta «larga travesía del desierto» está directamente relacionada con la caída de las ventas, cuyo volumen se ha desplomado a la mitad en los últimos cuatro años, pasando así de 1,6 millones de matriculaciones a las poco más de 800.000 unidades previstas para este 2011.

Ganvam culpa de esta grave caída de la demanda a la falta de financiación, ya que en España más del 83% de las compras de turismos se pagan a plazos, porcentaje que asciende al 100% en el caso de los vehículos industriales -cuyas ventas se han visto lastradas además por su fuerte dependencia de la construcción, el transporte por carretera y los autónomos-.

Los compraventas tampoco se han mantenido al margen de esta coyuntura, ya que el crecimiento de las operaciones de usados (+3%) en 2011 -hasta los 1,7 millones de unidades- se ha visto eclipsado por el aumento de las ventas entre particulares y el peso creciente de los vehículos de mayor edad (siete de cada diez superan los cinco años), cuyo bajo precio deja poco margen de beneficio a los vendedores.

Esta situación también se hace extensiva a los talleres, pues la caída del 21% en el parque circulante menor de cinco años -el que más operaciones genera al estar aún en garantía- y la reducción del número de reparaciones a lo imprescindible por la crisis han situado a los talleres en una posición de debilidad que contrasta con la fortaleza de las compañías aseguradoras.

«Todas las áreas de actividad de las redes de distribución se están viendo afectadas por la crisis, incluyendo la posventa -que hasta hace poco actuaba como ‘salvavidas’-, lo que hasta mediados de año ya ha generado unas pérdidas medias sobre facturación del 0,8%», ha afirmado Sánchez Torres.

Las peticiones del sector

El presidente de Ganvam solicita al nuevo gobierno la puesta en marcha de un plan de ayudas a la compra basado en el achatarramiento, cuya eficacia ya quedó patente con el extinto Prever o el 2000E. «No pedimos nada a fondo perdido, sabemos que la ‘bolsa’ está vacía, pero podemos ayudar a llenarla: no en vano, cada año se recaudan más de 25.000 millones de euros a través de impuestos y tasas a la automoción» .Además de incrementar las ventas, la medida permitiría combatir el progresivo envejecimiento del parque -actualmente más del 43,7% de los turismos supera los diez años-, lo que beneficiaría indirectamente a los talleres, además de reducir las emisiones contaminantes y mejorar la seguridad en las carreteras.

El vehículo eléctrico, una distracción

De cara al futuro, el responsable de la asociación reivindica el eléctrico como «una apuesta segura», aunque matiza que su consolidación en el mercado no llegará como mínimo hasta el año 2016, ya que todavía debe resolver problemas como su alto precio, la escasez de puntos de recarga, la gran cantidad de tiempo que precisa este proceso o su escasa autonomía, que lo hacen hoy por hoy un coche urbanita. En este sentido, asegura «no entender» que los coches eléctricos e híbridos -con sólo un 1,3% del mercado este año- se conviertan en una prioridad, cuando «se está creando una demanda artificial en lugar de atender a necesidades más urgentes de una demanda real». De hecho, según Sánchez Torres las ventas de coches eléctricos a particulares en 2010 no llegarán a 10 unidades.

[auto_quote quote=»Por 500 euros, 100.000 coches» quote_title=»El extinto Plan 2000E, a debate» quote_description=»A modo de ejemplo, Sánchez Torres ha recordado que la reciente dotación de 49 millones de euros en ayudas al eléctrico para 2012 serían suficiente para subvencionar con 500 euros a cargo del Estado la compra de casi 100.000 vehículos bajo los parámetros del antiguo 2000E.»]

También ha solicitado al próximo Ejecutivo que apruebe lo antes posible la nueva Ley de Contratos de Distribución para aplicarla «a todos los contratos, aunque siempre con un periodo previo de adaptación», de manera que se establezca un tablero del juego claro donde los derechos y deberes de fabricantes/distribuidores estén delimitados de forma precisa.

Asimismo, y ante la posible modificación de la actual estructura del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Sánchez Torres asegura comprender que «el sector público tiene que redimensionarse», pero advierte de que «bajo ningún concepto debe dejarse de lado a un sector estratégico para la buena marcha del país o supeditarlo a los dictados de un gran ministerio económico», ya que la industria del automóvil genera entre el 4% y el 5% del PIB nacional, así como el 10% de los puestos de trabajo, por lo que «merece recibir un tratamiento acorde con su aportación presente y futura al país».

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche