Frenado predictivo: lo último de Bosch contra los atropellos a ciclistas

8 Septiembre, 2017 por

En Alemania, uno de cada 4 accidentes con daños personales tiene como protagonistas a un ciclista y un automóvil. Para reducir estas estadísticas, Bosch trabaja en el desarrollo de un sistema de frenado predictivo que evite estos siniestros. Así funciona.

Frenado predictivo: lo último de Bosch contra los atropellos a ciclistas

Hace poco te contamos en Autocasion en qué consiste la maniobra holandesa y cómo puedes evitar muchos accidentes graves con ciclistas, pero abrir la puerta cuando no debes es sólo uno de los riesgos que hay con estos vehículos (sí, un ciclista es un vehículo, como una moto, un coche o un camión… pero más frágil).

Hay infinidad de situaciones en el tráfico cotidiano en las que es fácil acabar atropellando a un ciclista. Una de las más frecuentes es buscando un aparcamiento en la ciudad. Vamos atentos a los huecos que hay a nuestra derecha, no miramos por el retrovisor apenas y de repente nos metemos al hueco y justo venía un ciclista a nuestro lado, o lo alcanzamos, o aparece en un cruce…

Para evitar un mal desenlace en los ejemplos anteriores, Bosch (el mayor proveedor del sector de la automoción) está trabajando en el desarrollo de sistemas de frenado predictivo que son capaces de reaccionar en sólo 190 milésimas de segundo desde que el sensor detecta al ciclista (o al peatón) de modo que es capaz de detener por completo el vehículo desde velocidades de hasta 40 km/h, evitando así el atropello o, en el caso de no ser capaz de detenerse por circular a una velocidad superior, reducir al mínimo las lesiones en caso de que el accidente sea inevitable.

La gran ventaja de estos asistentes es que están siempre alerta, no tienen distracciones ni “están mirando para otro lado” cuando aparece el obstáculo. Además, la velocidad de reacción es mucho más rápida y los algoritmos de reconocimiento de peatones, ciclistas, etc., son cada vez más precisos, de modo que los frenazos por falsas alarmas son ya cosa del pasado.

Los sensores de radar traseros de media distancia de Bosch, que monitorizan los cambios de carril en autopistas y autovías, también pueden evitar que tras aparcar su coche en paralelo en la acera, el conductor o su acompañante
salgan del coche sin mirar si alguien se acerca por detrás en el momento de abrir la puerta.

Esto ha provocado innumerables accidentes a los ciclistas que se encuentran con la inesperada apertura de una puerta al pasar por la acera a la altura del coche recién aparcado. Pero la alerta de salida del coche de Bosch puede ayudar a evitar este tipo de accidentes. La alarma está activa para todas las puertas del vehículo y advierte a los ocupantes, incluso varios minutos después de haber apagado el motor, antes de que salgan descuidadamente del vehículo.

Instalados a la izquierda y a la derecha de la parte trasera del coche, los sensores de Bosch monitorizan el tráfico. En un radio de 20 metros, los sensores pueden detectar a otros usuarios de la calzada que se acercan desde la parte trasera, o que ya están a un lado o en la parte trasera del vehículo, y advierten rápidamente al conductor antes de abrir la puerta.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba