Noticia

El alcoholímetro ya no es obligatorio en Francia

Ampliar

25 de enero, 2013

Francia ha dado marcha atrás y ha decidido retirar la normativa que obligaba a los conductores a llevar un alcoholímetro en el coche si no querían ser multados.

El Gobierno de Francia ha derogado la obligatoridad de instalar un etilómetro en los vehículos que circulen por sus carreteras, una medida que estaba previsto que entrara en vigor el próximo 1 de marzo. La falta de fiabilidad en la medición de los etilómetros y las dificultades de aprovisionamiento de estos aparatos constituyen los principales motivos que han hecho al Ejecutivo francés dar marcha atrás a esta medida.

La derogada obligación de instalar etilómetros afectaba a todo tipo de vehículos a motor, esto es, camiones, autobuses, turismos y motocicletas de más de 50 centímetro cúbicos. La medida se deroga después de que se hubiera aplazado su entrada en vigor, inicialmente prevista para febrero de 2012, hasta el 1 de marzo de 2013.

El Gobierno galo se vio obligado a realizar este aplazamiento ante las dificultades que se registraron para suministrar etilómetros suficientes ante la demanda de los conductores, tanto franceses como de otros países.

También provocó el retraso la limitación de la capacidad de producción por parte de los fabricantes de los aparatos, los «abusos» cometidos por algunos establecimientos que llegaron a quintuplicar los precios de venta de los etilómetros, dada su escasez, y la falta de fiabilidad de los aparatos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche