Noticia

¿Por qué la transmisión automática de Ford ya ocupa el 30% de sus modelos?

Ampliar

14 de julio, 2020

Más del 30% de toda la gama Ford lleva asociada una transmisión automática. Aquí te contamos cuáles son las razones de dicho aumento.

Hace años hablar de un coche con caja automática era casi hacerlo de un rara avis o de un vehículo tosco, que gastaba más combustible y que, a la larga, acabaría por atrofiar nuestras facultades al volante. Si bien muchas de esas creencias aún se mantienen en la mente de algunos conductores, los datos y las mejoras sufridas por dichas cajas de cambio han provocado un cambio de tendencia. Tal es así que el 31,3% de los Ford que se venden en Europa está asociado a una transmisión automática. En España, la elección de modelos Ford automáticos ha pasado de un 5,4% hace tres años a un 16,4% en 2019.

Te puede interesar: Cajas de cambio automáticas. ¿Merecen la pena?

Ford lleva ofreciendo transmisiones automáticas desde hace casi 70 años. Pero la sofisticada tecnología de hoy en día está muy lejos del pionero Ford-O-Matic, que ofrecía sólo tres marchas de avance. Las transmisiones automáticas modernas ofrecen muchas ventajas, desde reducir el ruido dentro del habitáculo hasta ayudar a aliviar mareos sin obviar a posibilidad de utilizar tecnologías como el control de velocidad de crucero adaptativo con función de parada y arranque o aparcar pulsando únicamente un botón.

¿Qué modelos son los más demandados?

Esta tendencia se debe en parte al creciente número de conductores que eligen automóviles pequeños y medianos con transmisión automática. Ahora bien, si hay destacar uno por encima del resto ese es el Focus, el cual vende un 30,9% de su gama con caja automática, más de cuatro veces más que en 2017, cuando solo representaban el 7% del total.

Algo similar ocurre con los vehículos comerciales, donde el 31% de las unidades vendidas en enero de este año incorporaban transmisiones automáticas en comparación con el 13,4% en 2017. El Transit fue el que más equipó dicha caja, con casi un 19% de las ventas totales del modelo. En 2019, en los cinco grandes mercados europeos, la mayor proporción de vehículos Ford vendidos con transmisiones automáticas correspondió a Alemania, seguida de Francia, el Reino Unido, España e Italia.

Por último, las transmisiones automáticas apuntan a un futuro cada vez más electrificado y autónoma. El nuevo Mustang Mach-E, el primer SUV 100% eléctrico de Ford puede ser conducido con un solo pedal gracias a su sistema de regeneración de la frenada, ya que el freno regenerativo detiene el coche hasta tal punto cuando se levanta el pie del acelerador que rara vez se necesita el pedal del freno.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche