Ford Robutt: un trasero robótico para probar asientos

Ford Robutt: un trasero robótico para probar asientos

30 octubre, 2017

Nuestro trasero es una parte fundamental para evaluar el confort de un coche y Ford ha desarrollado este robot que imita nuestros movimientos para ensayar sus asientos. No te pierdas cómo trabaja Robutt, el trasero robótico de Ford.

Pasamos más horas sentados en el coche que mirándolo desde fuera, sin embargo, parece que prestamos más atención a su aspecto exterior que al confort de sus asientos. Seguramente sería más recomendable mirar al coche con otros ojos a la hora de decidir cuál nos hará más felices; el más bonito o el más cómodo.

Los asientos del coche son un pilar fundamental y un elemento muy complicado que requiere muchas horas de estudio y, además, es de las partes del automóvil que más duros ensayos de homologación debe superar. El motivo es que no sólo es un elemento de confort sino también de seguridad.

Ford ha desarrollado un robot para ensayar los asientos de sus coches y hacer pruebas tanto de confort como de resistencia y longevidad, se llama Robutt (un juego de palabras que suena como robot, pero usando la palabra butt, “trasero” en inglés) y lo ha estrenado en el desarrollo del nuevo Ford Fiesta.

Robutt es capaz de imitar la forma de entrar y salir del coche y cómo nos sentamos en él y es capaz de hacerlo de manera infatigable, lo que ha permitido condensar 10 años de uso de un asiento en apenas 3 semanas, todo un atleta capaz de hacer 25.000 sentadillas sin pestañear.

Así trabaja Robutt de Ford

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba