Noticia

Ford quiere conseguir motores diésel que no contaminen

Ampliar

14 de septiembre, 2015

Los motores diésel, por su contaminación, ya están prohibidos en centros urbanos como París. Por ello, Ford trabaja para conseguir un combustible que casi no emita dióxido de carbono durante su uso.

Ford sigue mostrando su preocupación por el medio ambiente. Además de trabajar en neumáticos hechos con materiales naturales, la marca norteamericana está desarrollando un proyecto para conseguir motores diésel con casi cero emisiones de CO2.

Ford lidera el proyecto junto a la Universidad de Aachen RWTh e investiga la viabilidad de distintos métodos para generar estos materiales basándose en varios parámetros, como en la eficiencia del combustible o los aspectos de la infraestructura.

Este trabajo de investigación cuenta con 3,5 millones de euros de presupuesto y busca obtener resultados similares a los que actualmente consiguen los vehículos eléctricos. Se utilizará éter dimetílico (DME), que podemos encontrarlo en el gas de los aerosoles y no es tóxico. También éter de oximetileno (OME1), una sustancia utilizada en la industria química como disolvente.

Ambos materiales servirán de combustible para vehículos basados en el Ford Mondeo y pueden obtenerse a partir de gas natural fósil o mediante un proceso llamado «energía a líquido», que emplea energías renovables como la solar o la eólica.

El éter dimetílico genera 3 g/km de CO2 y se debe depositar en depósitos ligeramente presurizados. El éter de oximetileno se puede almacenar en depósitos convencionales.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche