Noticia

Ford prueba sus coches autónomos en la nieve

Ampliar

12 de enero, 2016

Conducir en condiciones normales con un vehículo autónomo ya estaba más que conseguido, el problema viene cuando el tiempo lo complica todo y el terreno pasa a convertirse en un problema para la conducción automatizada.

Los climas secos y soleados son un terreno fácil para las pruebas de los vehículos autónomos, pero Ford ha querido ir más lejos y ha puesto a prueba a sus coches sometiéndoles a un control en terrenos nevados, donde las circunstancias son completamente diferentes y así ver cómo reaccionan los vehículos de conducción autónoma de la marca.

Estas pruebas en condiciones meteorológicas invernales han tenido lugar en Míchigan, en un territorio de casi 130.000 metros cuadrados en la propia universidad del estado de EEUU. Para la conducción autónoma no solo el GPS sirve como referente, sino que es necesario conocer la posición exacta del vehículo dentro del propio carril de circulación, porque un solo cambio de dirección puede suponer una gran diferencia.

Con el LiDAR, la posición del automóvil es tan precisa que permite identificar la ubicación en centímetros y emite haces de luz cortos que crean una imagen en 3D de todo lo que le rodea. El problema de este y otros sensores es que en condiciones climatológicas adversas no tienen una visión clara de la carretera y Ford ha comenzado a trabajar en una solución para que el coche autónomo vea aunque esté cubierto de nieve.

Mapas 3D en alta resolución, mapas de carreteras, señales y topografía son algunos de los sistemas con los que están equipados los coches autónomos de Ford. Cuando no pueden ver lo que hay en el suelo, mediante puntos de referencia por encima del suelo, los coches tratan de ubicarse en el mapa para continuar la conducción. Así, según ha asegurado McBride, jefe técnico de vehículos autónomos, “los sistemas de seguridad normales del vehículo, como el control electrónico de estabilidad y el control de tracción, que se suelen utilizar en carreteras escurridizas en invierno, trabajan al unísono con el software de conducción autónoma”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche