Noticia

Ford crea, junto a HP, piezas 3D para sus coches con material reciclado

Ampliar

08 de abril, 2021

Apuesta por el reciclaje y la economía circular de Ford, que se ha aliado con HP para fabricar piezas con sobrantes de impresiones en 3D.

Ford se ha asociado con el fabricante de impresoras 3D HP para reciclar los residuos de la impresión 3D y convertirlos en piezas de automóvil de uso final.

En lo que se considera una primicia en el sector, los socios han empezado a convertir el material de impresión 3D reciclado en clips para conductos de combustible moldeados por inyección para su uso en los camiones Super Duty F-250 de Ford. Según se informa, las piezas ofrecen una mayor resistencia a los productos químicos y a la humedad en comparación con las piezas convencionales realizadas con materiales frescos, y son incluso un 7 por ciento más ligeras y un 10 por ciento más baratas de producir.

Piezas de residuos de imprensión 3D

“Junto con HP, somos los primeros en encontrar una aplicación de alto valor para el polvo de desecho que probablemente habría ido a parar al vertedero, transformándolo en piezas de automóvil funcionales y duraderas”, explica Debbie Mielewski, del equipo de sostenibilidad de Ford.

Puede que te interese: 12 inventos que revolucionaron el automóvil

«Muchas empresas están encontrando grandes usos para las tecnologías de impresión 3D, pero junto con HP, somos los primeros en encontrar una aplicación de alto valor para el polvo de desecho que probablemente habría ido a parar al vertedero, transformándolo en piezas de automóvil funcionales y duraderas”, añade Mielewski.

Con este acuerdo, ambas compañías quieren acelerar su compromiso sostenible en el sector del automóvil e impulsar el modelo de economía circular.

El material de desecho no proviene exclusivamente de las actividades de Ford, ya que hay otras compañías, como la empresa SmileDirectClub, también está colaborando recogiendo sus moldes dentales impresos en 3D redundantes para que Ford los utilice.

 5 coches que apuestan por interiores reciclados

A continuación, el fabricante de resina Lavergne recicla los moldes y los polvos residuales para convertirlos en gránulos de polímero, aptos para el proceso de moldeo por inyección. Por último, la empresa de ingeniería ARaymond moldea esos gránulos para convertirlos en los clips de la línea de combustible del F-250.

Mielewski concluye que «encontrar nuevas formas de trabajar con materiales sostenibles, reducir los residuos y liderar el desarrollo de la economía circular son pasiones en Ford».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche